Lázaro (CEIM) condiciona un salario mínimo de mil euros a una mejora de la competitividad

Juan Pablo Lázaro, presidente de CEIM-CEOE, afirmó este miércoles en el Foro Europa de Nueva Economía Fórum que sin medidas que promuevan la competitividad será difícil, cuando no “imposible” alcanzar un acuerdo en torno a un salario mínimo que alcance los mil euros, como propone alguna formación política. Lázaro condicionó también esta medida a la mejora de la productividad, el plan de pago a proveedores o la reforma laboral, entre otras medidas.

Por otra parte, reiteró su oposición a las cuentas públicas presupuestadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, que admitió no gustarle nada. En su opinión, aumentar la presión impositiva sería un error, mayor aún cargar sobre las empresas un gasto que no todas podrían soportar, “pues no es verdad que lo aguantemos todo”, dijo.

Antonio Garamendi, presidente de Cepyme y vicepresidente de CEOE, presentó a Lázaro.

Insistió en que subir impuestos no solo es “absurdo” sino que encamina la economía española hacia un nuevo receso, a poco tiempo de haber superado de modo regular una crisis económica cuyas consecuencias sigue soportando una parte importante de la población. Porque, recordó, aumentar los impuestos repercute en el coste, que finalmente termina por paga el consumidor en incrementos.

En este contexto, valoró las medidas adoptadas por el anterior gobierno, presidido por el popular Mariano Rajoy, al que atribuyó la moderada situación actual, por lo que avisó que hacer soportar de nuevo sobre las clases medias y los empresarios un gasto público imprevisto podría concluir con una no deseable “desaceleración” de la economía general.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups