La cultura del ahorro empresarial se fomenta a través de la educación financiera

En la primera imagen y de izquierda a derecha, Diogo Pimentel, Esther Molina, Martín Huete y David Meireles. Abajo, Marc Torrents, Paz Comesaña, Víctor Zambrana, Verónica Orallo y Alberto Estefanía. En la última imagen, el equipo de Coinscrap. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro y Wildcom.

La cultura del ahorro en España deja claro que “la educación financiera es muy baja”, comentó Diogo Pimentel en el Savings Innovation Day organizado por Coinscrap en Impact Hub Madrid Piamonte. El Analista de Inversiones de Magallanes Value Investors abrió el debate sobre uno de los temas centrales de un evento en el que se expuso la diferencia entre la forma de ahorrar en España y Estados Unidos. Mientras que allí la falta de una educación y sanidad gratuitas lleva a las personas a salvar dinero desde temprana edad, en España “Papá Estado está para todo”, ironizó Martín Huete.

Según el cofundador de Finizens, dicha la educación financiera debe darse “desde el principio de la escuela”. Esto encajó con la perspectiva que ofreció David Meireles de que los hijos, que dominan las nuevas tecnologías y términos financieros, enseñan a sus padres sobre ellos. Sin embargo, dijo, “mucha gente no sabe, es muy cómoda, y no quiere meterse en la necesidad de entender”. Dada esta tendencia basada en el desconocimiento, el Country Manager de Raisin argumentó que “la transparencia en productos financieros es básica”.

Y advirtió: “volvemos a repetir los mismos errores del pasado, la gente no sé si es consciente”. Según continuó Pimentel, la gente debería “tratar de mantener su poder adquisitivo para cuando las cosas vayan mal y veamos sustos. La economía es cíclica”, analizó el de Magallanes Value Investors. “La economía es cíclica pero las personas deberían ser contracíclicas”, apuntó Esther Molina, cofundadora de Wildcom y moderadora. “El gran susto se va a producir cuando llegue la crisis de las pensiones públicas”, alertó Huete. “La gente debe tomar conciencia de que las cosas van a ser difíciles”, consideró Pimentel.

A la hora de invertir, los españoles se dejan llevar por el “miedo, desconfianza y situaciones nuevas”, señaló el ejecutivo de Finizens. La “falta de seguridad”, a la que también hizo referencia Meireles, viene dada por la “falta de información y conocimiento” de la gente. Por ello, el empleado de Raisin optó por la “transparencia, información clara y veraz”. “Hay mucha letra pequeña”, criticó. Precisamente esa transparencia fue la que exigió Meireles de cara al futuro. “Que la gente entienda y conozca los productos”, deseó.

A favor de dicha transparencia se posicionó también Paz Comesaña. La directora de Marketing y Alianzas Estratégicas de EVO Banco retomó la “necesidad de que la gente sepa más de conceptos del ahorro”, el cual, se puede llevar a cabo desde la innovación, incidió. “Hemos estado muy centrados en el por qué, y ahora entramos en el cómo”, argumentó Marc Torrents, de Zúrich. Pero, ¿cómo innovan las empresas en materia de ahorro?

A pesar de que Comesaña comentó que “los startuperos siempre están pensando en crecer y no mucho en ahorrar”, se decantó por “incorporar los viejos clientes con formas de ahorrar más modernas”. “Tener una arquitectura abierta sin olvidar los viejos clientes”, profundizó Alberto Estefanía, de CASER Seguros. Aunque también se dieron casos como el de Zúrich. Su representante admitió que su compañía se enfrenta a un “reto de reputación” dada su dificultad para “testear cosas por los sistemas que tenemos”. “Creamos mucho y tratamos de impulsar a los agentes con capacidades tecnológicas”, manifestó.

Verónica Orallo, directiva de Mapfre, alabó la “integración y el trabajo por proyectos” de las startups, mientras que la de EVO Banco destacó el poder de su “gente joven y cultura de innovación y de foco 100% experiencia de cliente”. “Son todo ventajas”, afirmó. Estefanía, por su parte, valoró la utilidad de una “simbiosis entre las dos tendencias”, comparando la anterior visión con un desarrollo interno. Orallo, por último, se mostró abierta “a todas las aguas que puedan mejorarnos y ayudarnos”.

“Las ideas vienen de todos lados. Queremos coompetir, cocrear, colaborar y tratar de acelerar los procesos con quien sea”, escogió.

La jornada fue presentada de una forma muy familiar por David Conde, CEO y cofundador de Coinscrap, que aprovechó para hablar de su app. Se trata de una herramienta para smartphones que guarda el cambio que sobra de cada pago y automáticamente lo transfiere a un producto de seguro de vida o ahorro contratado con Caser Seguros. Su objetivo, especificó, es “democratizar el ahorro entre los millenials con un proceso fácil y divertido. Pero, sobre todo, que no sea una molestia”.