La nueva marca de Iberia

La nueva marca de Iberia

Si bien la nueva marca de Iberia lleva con nosotros más de un año, he elegido la nueva marca porque hacía tiempo quería escribir sobre ella, y aprovecho la coyuntura de cada vez más aviones incorporan la nueva marca y de que nos encontramos cerca del periodo estival en el que muchos viajeros iniciarán sus vacaciones de verano.

Veo muy acertado el cambio de logotipo y de la identidad corporativa, primero por los años que llevaba entre nosotros la anterior, no olvidemos que fue lanzada en 1972, sin duda han pasado más de cuarenta años y nos encontramos en el siglo XXI en el que están teniendo lugar muchos cambios. Me parece muy acertado también porque responde a una demanda de los clientes de Iberia el que la marca se renovara y
mantuviera sus valores asociados a esta.

En los próximos meses se aplicará a todos los aviones de la compañía con la antigua marca, digo antiguos porque los nuevos incorporados a la flota hace un año ya muestran el nuevo logotipo y los nuevos colores.

Me parece acertado el cambio de tipografía ya que ahora es más moderno, si bien echo en falta algún elemento o color más en el fuselaje de los aviones, ya que la nueva identidad corporativa me parece algo pobre, al incluir sólo el logotipo en ambos lados del avión y el icono en la cola. No hay ningún elemento gráfico en los motores de los aviones, esta escasez de elementos se acentúa en la flota de largo radio con aviones de hasta 40 metros de largo.

Hay dos elementos que me llaman la atención, uno de ellos es la supresión del escudo de la casa real y del texto “Líneas Aéreas de España” del logotipo, este movimiento me recuerda al cambio de identidad corporativa de British Airways en el año 1995 en el que se suprimió este emblema y se mostraba en las colas de los aviones iconos y estampas típicos de los países a los que volaba la compañía. Este movimiento lo interpreto como la transformación hacia una compañía más global. El otro elemento que me llama la atención es la orientación de la cola del avión del logotipo que apunta hacia a la izquierda, y esto lo asocio más con el pasado que con el futuro, me parecería más acertado si mirara hacia la derecha, hacia el futuro al que se dirige la compañía. ¡Buen vuelo!