2018 deja menos asesorías financieras, pero un 2,8% más de patrimonio asesorado

David Gassó, presidente de EAF, y Albert Ricart, colaborador del estudio presentado este martes en Madrid. | Fotos: Alberto Orellana

Economistas Asesores Financieros (EAF) ha presentado este martes los resultados del estudio ‘Empresas de Asesoramiento Financiero en España 2019“. Un análisis de la evolución del sector, que el año pasado dejó 13 empresas menos (8%), pero aumentó el patrimonio asesorado en un 2,8%, según el órgano del Consejo General de Economistas. Un cambio en la tendencia creciente que puede deberse a la “inviabilidad” de algunos proyectos en un entorno regulatorio “más exigente”. O bien a la “fusión o adquisición” de empresas del mismo sector, según ha argumentado David Gassó, presidente de EAF. También ha dado a conocer el número 22 de su revista EAFInforma.

Las empresas de asesoramiento financiero se constituyen mayormente como personas jurídicas (114), en lugar de como personas físicas (29), según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De esas 143 organizaciones, el patrimonio asesorado de clientes minoristas ha experimentado un aumento del 13,3%, según ha repasado Albert Ricart, colaborador del informe. Esto ha permitido el crecimiento global de patrimonio al compensar la disminución del 1,46% procedente de clientes no minoristas.

Así, el patrimonio medio de una Empresa de Asesoramiento Fiscal (EAF) es de 2.003.700 (22,3% más de clientes minoristas y 6,6% de no minoristas). Y el patrimonio medio asesorado crece un 19,1% en los minoristas y un 15% en los no minoristas. El documento del EAF ha analizado por séptimo año consecutivo los parámetros de facturación, beneficios, personal y recursos propios para ver el estado de salud del sector.

De esta manera, la EAF como persona jurídica media en España es una empresa que factura 375.295,90 euros. Tiene unos beneficios medios de 30.588,42 euros, invierte 180.306,50 euros de fondos propios y da empleo a 3,21 profesionales de media. Aun así, Ricart ha señalado: “invertimos mucho para el negocio que tenemos”. No en vano la tendencia es que la facturación (-11,5%), los beneficios (-8,7%) y la ratio de empleados (-2,19%) bajen en 2018, con la única excepción de los fondos propios (crece un 1,6%).

Otro de los fenómenos que refleja el análisis es la concentración del sector, ya que las cuatro primeras empresas (2,5% del total) representan el 38,6% de la facturación total. Como ha subrayado Ricart: “En las EAF el tamaño importa”. También condensan más del 80% de los beneficios y casi un tercio del empleo que genera el sector.

Además, el informe recoge otras reflexiones, como la flexibilidad de costes que otorga poder contratar agentes. O la oportunidad que supone enfocar los ingresos en el servicio al cliente como diferenciador de las EAF respecto a las demás Empresas de Servicios de Inversión (ESI). También destaca el escaso porcentaje de reclamaciones de los clientes del sector en sus diez años de vida. Sólo dos en 2018 y ninguna en 2017.

Por otra parte, aunque la CNMV ha intensificado la vigilancia de las entidades que prestan servicios de inversión sin autorización, sigue habiendo muchas. El estudio recuerda que todavía hay “multitud de figuras que ejercen el asesoramiento financiero sin autorización administrativas ni costes vinculados (…). Muchas veces, incluso de forma “legal” al amparo de las excepciones que contempla la ley. Desde Economistas Asesores Financieros reclaman una aplicación “rotunda” de la normativa de sanciones con los casos ajenos a la ley.