El coche por suscripción, una alternativa flexible para el verano

Rate this post

coche por suscripción

El verano ha traído cambios en el mercado español de movilidad. El coche por suscripción va ganando adeptos, que valoran la flexibilidad del servicio según sus necesidades. El mantenimiento, la asistencia en carretera o el seguro a todo riesgo son algunas de las ventajas de esta modalidad para desplazarse sobre todo en época estival.

El sector turístico ha mutado notablemente, además de sufrir la crisis de la pandemia, en los últimos años. Tanto por la oferta de alojamientos (AirBnB, Booking…) como de servicios y planes para hacer viajes (TripAdvisor y similares). La forma de veranear ha cambiado.

La de desplazarse, también. A esta miríada de opciones de hospedaje y actividades, se van sumando nuevas alternativas de movilidad al coche de toda la vida. Porque, al final, sigue siendo la opción favorita de los españoles para movernos en verano. Así lo recoge el CIS, que indica que el 78% de los ciudadanos piensa en el coche para sus viajes de verano.

Tiene bastante sentido, pues disponer de un vehículo sigue aportando ese valioso concepto, sobre todo en vacaciones: autonomía. Sin embargo, el coche por suscripción aporta algunas ventajas que el vehículo en tradicional (en propiedad o por renting) no tienen.

La clave: coche flexible

Empezando porque con una sola cuota mensual el usuario tiene todo cubierto: desde la asistencia en carretera hasta el seguro a todo riesgo, pasando por el mantenimiento. Todo ello sin periodos de permanencia. Suscribirse al coche como si fuera a Netflix tiene también otras ventajas, como adaptar las condiciones del vehículo en cada momento.

Una respuesta a la «mayor flexibilidad» que demanda cada vez más el usuario, reconoce Saúl Alonso. El CMO de la startup Bipi de coches de automóviles por suscripción asegura que «desde abril de este año casi el 9% de nuestros usuarios han solicitado un cambio de coche, y más del 3% han incluido en su suscripción a conductores adicionales».

Una mayor adaptabilidad que permite jugar hasta con el modelo mismo de suscripción, que suele ser por kilómetros. Aunque el servicio suele estar sujeto a un kilometraje mensual, siempre se ofrece la posibilidad de ampliarlo. Según datos de Bipi, más del 6% de sus usuarios han solicitado un aumento del kilometraje entre abril y julio de este año, un 3% más respecto al año anterior.