La startup Bioferric Ink reduce los azúcares añadidos en un alimento sin modificar sus propiedades

Una formulación que permite reducir la cantidad de azúcares añadidos y totales en un producto alimentario sin que este pierda sus propiedades es el nuevo desarrollo de la startup Bioferric Ink del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (PCUMH) de Elche.

La innovación de esta técnica le ha permitido a esta startup convertirse en la ganadora del reto planteado por la empresa farmacéutica Abbot en la competición de Innovación Abierta de la Asociación Nacional de Centros Europeos de Empresas e Innovación (ANCES). Gracias a este reconocimiento, la compañía farmacéutica financiará la solución propuesta por la empresa del PCUMH y otorgará a la startup, además, una dotación económica de 500 euros.

Según informa la universidad ilicitana, la solución propuesta por Bioferric Ink consiste en sustituir los mono y disacáridos que constituyen los azúcares añadidos por una novedosa formulación compuesta por edulcorantes y polisacáridos. Esta permite obtener un producto final de mejor calidad, ya que combina los beneficios de cada uno de estos componentes y reduce la cantidad de azúcares nocivos.

Por un lado, se obtiene el valor nutricional intrínseco de los polisacáridos, compuestos por hidratos de carbono, que son necesarios para una dieta equilibrada y tienen la característica de que son absorbidos lentamente por el organismo, evitando picos de azúcar en sangre.

Por otro lado, el sabor dulce del alimento se consigue a través de los edulcorantes sinérgicos utilizados por Bioferric Ink, diseñados para evitar un aporte extra de calorías y un aumento de los niveles de glucosa en sangre.