Las claves de la alimentación del futuro: sostenible, saludable e innovadora

Rate this post
GettyImages: ‘Alimentación Sostenible’

La industria alimentaria esta cambiando de paradigma debido a La COVID 19. El respeto por el medio ambiente emerge como una realidad inevitable en el sector agroalimentario unido a la digitalización e impulso de nuevas tecnologías. Los desafíos más urgentes, que ha causado la pandemia, han dado lugar a proyectos disruptivos vitales para el ser humano.

En este contexto, inteligencia artificial, proteínas alternativas, agricultura regenerativa y la salud del microbioma son las claves para la alimentación del futuro. Así lo afirma el informe Fooduristic’21 “Soluciones que nos acercan al futuro de la alimentación”, elaborado por KM ZERO Food Innovation Hub.

Estos meses de pandemia han demostrado ser esenciales para discutir más que nunca sobre la alimentación y su relación con el medio ambiente o la salud. La comida conecta los principales retos del planeta y otorga a los a ciudadanos el poder de abordarlos. Por ello, la industria agroalimentaria tiene la tarea de afrontar cómo comeremos en los próximos años y abordar la incertidumbre de cómo será la alimentación que está por venir.

Los principales motores que giran en torno a los inversores para su creciente interés son los proyectos basados en inteligencia artificial y robotización, desarrollo de proteínas alternativas, agricultura regenerativa y edición genética, cuidar la salud del microbioma, una logística más sostenible o frenar el desperdicio alimentario. Paradigmas que son indispensables para potenciar el impacto en el sector agroalimentario.

Alimentación sostenible para hacer frente al desperdicio alimentario

Foto ‘Informe Fooduristic’21’: Regeneración de alimentos

Las sostenibilidad marca la idea central en torno a la cual gira casi toda la innovación del futuro alimentario. Reducción de CO2, optimización de las rutas, automatización, trazabilidad y la última milla son los desafíos que tiene que afrontar la logística en la cadena de la alimentación. Es imprescindible fomentar políticas alimentarias sostenibles desde el mundo local y trabajar para reducir el desperdicio alimentario.

KM ZERO quiere contribuir a la sensibilización sobre el papel vital que los sistemas alimentarios desempeñarán para enfrentarse a los desafíos globales del impacto medio ambiental. Actualmente, en España 26 millones de quilos de alimentos se siguen malbaratando. Asimismo este desperdicio alimentario representa el 8% de los gases de efecto invernadero. Algunas de las ideas innovadores es la menor producción de carne y transformación del sistema a partir de carnes vegetales como mecanismo de protección del planeta.

Este es el principal canal al cual deben de introducirse las empresas del sector alimentario cambiando su modelo de negocio. Un ‘filete’ de carne cultivada a partir de células animales, producción de grasa sostenible, atún ‘plant-based’ o producción de miel sin abejas son algunos de los productos que se están desarrollando.

Alimentación saludable

Getty Images: ‘Alimentación saludable’

La necesidad básica de comer determina una parte importante de la vida de las personas donde la salud, conveniencia y el placer son los pilares que van a marcar la alimentación del 2050. Para que el sistema inmunitario sea más sostenible, resiliente y saludable se necesitan productos innovadores que se alejen de la industrialización y de los productos que no aporten bienestar o salud del microbioma intestinal, entre otros aspectos. El futuro de la proteína y las grasas alternativas se centran en nuevos productos a precios asequibles y de calidad.

«Nutritivos, saludables, sabrosos, sostenibles, accesibles y seguros, así son los adjetivos que mejor definen a los alimentos del futuro», según la directora de KM ZERO, Beatriz Jacoste y los líderes mundiales del sector. La búsqueda de una salud intestinal óptima se vuelve imprescindible. Así surge el concepto ‘food as medicine’, que debido a la pandemia, el interés por encontrar ingredientes beneficiosos es importante para la salud del microbioma y reforzar el sistema inmune.

La crisis de la Covid-19 ha acentuado la importancia de una alimentación sana y y de calidad. Así, la nueva visión de una sociedad considera la salud y la nutrición como una experiencia completa, mientras tiene en cuenta el medio ambiente. Es la manera de pensar sobre la comida del futuro. Todo ello fruto de la curiosidad y la reflexión.