Los expertos destacan las innovaciones en consumo responsable y digitalización de las empresas valencianas

La necesidad de adaptar la cadena de gran consumo a los nuevos hábitos de dieta de los ciudadanos es uno de los principales retos que el Observatorio de Innovación en Gran Consumo en España 2019 (OIGC) subraya para las empresas, así como la urgencia de resolver el transporte de paquetería en la última milla, reducir los impactos del sector en el ecosistema y apostar por la economía circular, y promover la innovación social a lo largo de toda la cadena.

El Institut Cerdà ha presentado esta semana en la Fundación Ciudad Politécnica de la Innovación de la Universitat Politècnica de València el informe anual del OIGC, en el que se dan a conocer los avances más significativos realizados por todos los agentes implicados en este sector en materia de innovación y los retos que afrontan. Además, se han presentado las acciones llevadas a cabo este año y en este sentido por dos empresas de ámbito valenciano: Mercadona y San Benedetto; y una tercera, Farmidable, que proyecta llegar a Valencia a corto plazo.

El grupo de expertos independientes que ha llevado a cabo la evaluación ha puesto en valor las medidas innovadoras adoptadas por las empresas valencianas en el marco de la digitalización de procesos productivos, la llamada industria 4.0. Asimismo, destaca el respeto a los parámetros medioambientales y la apuesta por un consumo responsable, que incluye la elección de producto de proximidad elaborado por productores locales.

El catedrático de Economía Agraria de la Universitat Politècnica de València, Juan Francisco Julià, ha observado que muchas de las innovaciones “están orientadas a responder a los retos que emanan de la llamada cuarta revolución industrial y, especialmente, en lo relativo a los procesos de digitalización de distintas actividades de las compañías, como también una mayor preocupación por las demandas del consumidor y atención medioambiental”.

Julià ha explicado las medidas innovadoras que han convertido a las tres firmas citadas en acreedoras del reconocimiento del Observatorio. Mercadona continúa creciendo en facturación, pero también en cuota de mercado. Y ello “testimonia el esfuerzo en innovación” de la cadena líder de la distribución en España.

“Innovaciones que no se limitan a la propia compañía, sino que también actúa como impulsora y animadora” de “muchas actividades innovadoras de su red de interproveedores”. Julià ha destacado su “apuesta por el desarrollo de procesos de mayor digitalización y por la venta online, mediante una mayor profesionalización y especialización para que el proceso sea más eficiente”.

En el caso de Farmidable, se trata de una iniciativa que fomenta un consumo más responsable y se favorece un canal más corto de distribución de productos frescos. “Se reduce así la huella de carbono y se establece una red colaborativa con productores locales” soportada sobre el uso de “nuevas tecnologías de la comunicación”. “Se llevan los beneficios de la digitalización a lo local”, ha agregado Julià.

El grupo San Benedetto es líder europeo en aguas minerales y bebidas no alcohólicas y ha registrado un importante crecimiento en España. Entre sus medidas innovadoras destacadas figuran las relacionadas con el medio ambiente, “en especial los envases PET reciclables y biodegradables, en los que es un referente tecnológico”, según el experto.

Durante la presentación de las innovaciones de las tres empresas de ámbito valenciano seleccionadas en el Observatorio, Antonio Romero, gerente de Relaciones Empresariales de Mercadona, ha remarcado el papel  de su Centro de Coinnovación del Jarro, en Paterna, como “motor para conocer más al cliente, que es el primer eslabón, no el último”. “Este centro sirve para saber si un producto es exitoso. De hecho el 82% de nuestros productos aguanta más de un año en los lineales”, subrayó Romero, al tiempo que concluyó que “tan importante es la innovación en el producto como el concepto de tienda”.

Mercadona ha destacado en estos últimos años por la creación de este Centro de Coinnovación del Jarro tras una inversión inicial de 3,5 millones de euros. Este avance supone que la empresa se encuentre al servicio de la innovación y cuente con el cliente y con el resto de los actores conectados con el sector. Este espacio sirve de laboratorio de pruebas para el estudio de nuevos productos y la mejora de los ya existentes, entre los que han destacado este año las mini barritas de chocolate Hacendado con crujiente de semillas por su novedosa y saludable mezcla de ingredientes.

Por su parte, la empresa de agua mineral, refrescos, tés y bebidas deportivas San Benedetto, con sede española en San Antonio de Requena, en su apuesta, responsable con el medioambiente, por el I+D+i, ha presentado su aplicación Smart Water 4.0, creada en colaboración con la startup Nespra. La herramienta, mediante la tecnología 4.0 y el Internet de las Cosas, permite realizar una gestión inteligente de los recursos hídricos de la entidad, que le permite obtener y disponer de datos en tiempo real: conecta los pozos de agua y monitoriza las lecturas de los manantiales en remoto.

Juan Francisco Cereco, CIO de San Benedetto, señaló durante su intervención que su empresa se rige por lo que denominan “ecolosofía”, un concepto que describió como “respeto a la naturaleza y el medioambiente en el uso de envases ligeros y PET reciclado”. “El consumidor aprecia esta manera de actuar”, explicó Cereco, aunque admitió que “innovar en una empresa de aguas es más complejo”.

A su vez, Alberto Palacios, CEO de Farmidable, ha destacado que el reto de su startup consiste en “atender la demanda cada vez más exigente del consumidor de producto saludable, la cual  crece un 22% más que la de producto convencional”. Farmidable conecta a los agricultores, los ganaderos y/o los pequeños productores con los consumidores, sin intermediarios, para potenciar el consumo responsable y sostenible y los artículos de calidad.

Buena salud y compromiso de las empresas con la innovación

Asimismo, el evento ha contado con la charla entre Carlos Cabrera, director general del Institut Cerdà, y el citado Juan Francisco Julià, sobre los retos en la cadena de gran consumo. Cabrera ha destacado que “el Observatorio ha puesto de relieve la buena salud y el compromiso del sector con la innovación”. Asimismo remarcó “la importancia de la cooperación entre empresas de cara a generar innovación en el producto”. “Tú solo no lo vas a hacer”, subrayó Cabrera, quien destacó  que “tan importante como la Ciudad Politécnica de la Innovación es que la administración ponga herramientas para la cooperación de cara a innovar”.

Julià, por su parte, ha admitido la dificultad de seleccionar a las empresas destacadas en innovación “dado el nivel de las mismas”. Ha constatado que la economía española “continúa siendo moderadamente innovadora y con un bajo gasto en i+D en relación con la media de los países de la OCDE”. Por ello urge a que el “esfuerzo en esta dirección debe continuar e incrementarse”.  

Más de 300 proyectos e iniciativas han sido analizados por un grupo de 15 expertos independientes del OIGC 2019, que ha seleccionado este año un total de 20 innovaciones. Junto a Mercadona, Farmidable y San Benedetto, los avances escogidos han sido el proyecto Olivo de Heineken, que cultiva cebada entre olivos; Lanjaron Red, la botella 100% reciclada y reciclable; el programa Nutriplato de Nestlé, basado en la educación nutricional para niños; la red de suministro digital de El Corte Inglés; la distribución sostenible en la última milla de Geever; la nueva incubadora de startups de Citibox; la nueva app de Alcampo; las legumbres cocidas de Cuits&beans; los aceites vegetales insaturados para la industria alimentaria, Healthy&Green solid oil 4.0, de Borges; las nuevas pizzas con un alto contenido vegetal de Dr. Oetker; el programa de emprendimiento colaborativo The Hop de Estrella Galicia; la escuela de verano Agricool de la Junta de Castilla y León; el programa de trazabilidad y sostenibilidad en el atún del grupo Balfegó; la trazabilidad mediante etiquetas inteligentes de Naturecode; el programa sobre alimentación y hábitos saludables “energía para crecer” de Eroski, y la lanzadera Ruraltivity de Fademur, que promueve el emprendimiento femenino en el mundo rural.

En la edición de este año, el grupo de expertos está formado por Nuria María Arribas, Begoña de Benito, Eduard Calvo, Ignacio Cruz, José Luís García del Pueyo, Ignacio García Magarzo, Jaume Hugas, Juan Francisco Juliá, Fernando Móner, Josep Maria Montfort, Jordi Mur, Josep Puxeu, Mariluz Santos, Ana Troncoso y María Carmen Vidal.