Optimus, el robot humanoide made in Tesla, de Elon Musk

Rate this post
Cortesía de Tesla.

Elon Musk, el fundador de Tesla, tiene claro que quiere dejar una huella importante en el mundo. Con su empresa SpaceX quiere conquistar el espacio y hacer que los viajes espaciales estén al alcance de todos, aboga por dotar de Internet a todo el mundo y ahora se ha lanzado de lleno al sector de los robots. Y lo hace a lo grande, con Optimus, el robot humanoide de Tesla que es capaz de hacer cosas ordinarias, como regar las plantas, cargar cajas y levantar barras de metal.

Optimus fue la estrella invitada del evento de Inteligencia Artificial que organizó Tesla en Silicon Valley y apareció en el escenario tras una presentación de Musk, donde saludó y levantó las rodillas.

Musk resaltó la capacidad de este robot humanoide cuya habilidad para caminar no es tan fácil como parece. 

Pero se trata de un prototipo pero está en fase de progreso para incorporar nuevas habilidades, según ha indicado Musk, que ha prometido que el robot podría estar a la venta dentro de unos años.

Mientras tanto, Optimus será probado en las fábricas de Tesla como trabajadores, según han explicado los ingenieros de la compañía durante este evento que se pudo seguir en streaming.

Musk ha aseverado que Optimus difiere de otros robots humanoides en muchas cosas, pero sobre todo en el precio que tendrá cuando salga al mercado. Y es que Optimus podría salir a la venta por unos 20.000 dólares, lo que significa que es menos que un coche Tesla y que además es más barato que otros robots humanoides que han realizado algunos de los competidores de esta compañía.

La intención de Musk es que se pueda adquirir dentro de entre tres y cinco años y, en su opinión, “es una transformación fundamental de la civilización tal y como la conocemos”.

Eso sí, ha indicado que “siempre queremos tener cuidado de no seguir el camino de Terminator”, aludiendo a la película más conocida de Arnold Schwarzenegger en la que los robots se rebelan contra los humanos. Para evitarlo, en Tesla han incorporado medidas de seguridad en Optimus, incluyendo un botón de parada que no puede ser manipulado. 

Asimismo, Musk ha defendido el papel que puede tener Tesla en la creación de robots, sobre todo tras las críticas de accionistas que consideraban que la compañía tiene que dedicarse a los coches eléctricos y sólo a eso. En concreto, Musk ha señalado que “somos una empresa que cotiza en Bolsa y eso significa que el público controla Tesla”, por lo que pueden despedirle cuando se considere.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.