Piden mayor implicación de los gobiernos en impulsar el talento latinoamericano

El I Foro Iberoamericano en Innovación Abierta puso de relieve esta semana la necesidad de que las administraciones públicas se impliquen todavía más en la potenciación y hallazgo de talento en el área latinoamericana, así como en la promoción de la innovación. Este evento es el primer acto empresarial oficial antes de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado que tendrá lugar en Andorra en noviembre de 2020.

El compromiso de las empresas en innovación abierta es el principal motor del crecimiento para el desarrollo económico y social que abordan problemas de actualidad como la educación y emprendimiento. Su objetivo es acortar la brecha económica y aumentar la productividad.

La solución más inmediata es una estrategia donde el gobierno tome partido en el ecosistema de la innovación con una política pública y apoye a los emprendedores en asistencia técnica, financiación, formación, ayudas y subvenciones. En resumen, burocracias más dinámicas y sencillas que canalicen el talento iberoamericano para así impulsar las políticas para las pymes en innovación abierta.

En este evento, que se celebró en Madrid, Pablo Adrián Hardy, responsable de Economía y Empresas de la Secretaría General Iberoamericana-SEGIB, señaló que hay “que interconectar los sistemas emprendedores para la innovación en el desarrollo sostenible” y la “capacidad de conectar pequeña y gran empresa para potenciar la innovación abierta”.

Tras las palabras de bienvenida y previo a la inauguración, Gilbert Ohana, Co-Founder and Managing Partner de FinTLV Ventures (Israel), destacó las acciones colaborativas y los ecosistemas abiertos como elementos clave para la innovación. Ohana señaló que el gobierno debe facilitar la regulación y el control para mantener el reto en la innovación. Así mismo, remarcó las colaboraciones entre empresas de distintos ámbitos para su completo desarrollo y las claves para llegar a ello son el compromiso, la inversión en startups y la buena organización.

Por su parte, José María Siota, del IESE y experto en estudios de innovación, habló del Corporate Venturing y de los 7 mitos en Latinoamérica, destacando que, entre emprendedores, corporaciones, políticas públicas, etcétera “las debilidades de unos son las fortalezas de otros”, lo que genera un gran impacto empresarial ganando en eficiencia, lo que definió como “elefantes que están aprendiendo a bailar”.

Dividió los siete mitos en tres bloques, comenzando por la consideración de todas las opciones y que las pymes son muy importantes, una visión holística donde debe haber una coherencia para que el resultado a largo plazo no se pierda y, por último, apoyarse en los datos y menos en la intuición “que para eso los tenemos”.

Tras estos ponentes hablando de innovación abierta, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, inauguró el acto acompañado de Reyes Maroto, ministra de Comercio, Industria y Turismo del Gobierno de España; Gerard Cadena, presidente del Consejo Empresarial Iberoamericano-CEIB y de la Confederación Empresarial Andorrana-CEA; Marc Galaber Maciá, secretario de Estado de Diversificación Económica del Gobierno de Andorra, y Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamericana (SEGIB), que cerró el acto de apertura del foro.

Garamendi destacó “el trabajo permanente que realizan SEGIB y CEOE-CEIB durante el período de entre cumbres, con actividades como la de hoy” que se preparan para el marco de la siguiente Cumbre Iberoamericana Andorra 2020.

La velocidad del cambio tecnológico es obvia y Garamendi insistió en que, aunque estemos lejos de los objetivos de la innovación, las empresas deberían “estar preparadas para la acción”, y para ello es imprescindible el acceso a la financiación para el desarrollo del I+D+i.

Iberoamérica apuesta por el crecimiento multilateral y por aumentar la productividad, competitividad, creación de empleo y desarrollo sostenible. Todos estos factores son clave gracias a la innovación abierta y para ello el gobierno debe apostar por las nuevas estrategias que fomenten a las empresas al triple impacto.

Gerard Cadena indicó que, aunque “Andorra es un pequeño país enclavado en los Pirineos, entre Francia y España”, el objetivo es crear vínculos económicos con el resto del mundo que hagan que sea un país más grande y rico en innovación. Destacó también el multilateralismo entre Europa e Iberoamérica y la innovación como elemento clave para potenciar a los “22 países de la región referentes en innovación”.

La ministra Reyes Maroto cerró el acto señalando el poco aprovechamiento de las redes sociales para las relaciones colaborativas y la importancia de entregar al gobierno una buena estrategia de innovación común que contribuya a un espacio iberoamericano formado por “alianzas permanentes que potencien la acción colectiva”.

Así es como están preparando el ecosistema empresarial en innovación abierta para conseguir llegar a la Cumbre Iberoamericana de Andorra del 2020 con una base sólida que genere impacto en el gobierno y se comiencen a tomar medidas con el objetivo, según Reyes Maroto, “de que el avance de la sociedad sea más próspera e inclusiva”.