Se acabó esperar a que te traigan la cuenta en el restaurante

5/5 - (2 votos)

Dos jóvenes de 22 años, Bernat Relats y Sergi Borja han creado la startup  Yopidoya que permite pedir y pagar desde la mesa a través de un QR sin necesidad de camarero. De este modo, afirman en un  comunicado, “Yopidoya” da solución a la falta de camareros, «al estrés y a la sobrecarga de trabajo que ello ocasiona» y que, aseguran, actualmente, «son problemas que hacen peligrar la viabilidad de muchos restaurantes».

Recientemente, la app ha sido nominada al premio a la mejor Startup en la Innovation Hub del SIL 2022.

Tan solo escaneando un código QR, los clientes del restaurante piden y pagan con su móvil sin tener que esperar al camarero. El pedido llega directamente al dispositivo TPV que utiliza el restaurante, evitando errores y reduciendo los tiempos de espera. Esta solución tecnológica “permite al restaurante mejorar su facturación hasta un 30%, aumentar la rotación de mesas una media del 18% y reduce un 50% la carga de trabajo de un camarero”.

La app tiene coste cero para el restaurador de cualquier bar o restaurante, grande o pequeño. Para disfrutar de los servicios que ofrece “Yopidoya”, únicamente ha de pedir la carta inteligente en su web y de manera automática e inmediata, se pueden beneficiar de todas las ventajas mencionadas anteriormente, sustituyendo así los procesos que no generen valor y manteniendo su competitividad ante los grandes grupos que gozan de un mayor apoyo tecnológico.

¿Cuál es el modelo de negocio? ¿Cómo funciona? Cuando un cliente paga a través de la plataforma, se le añade un pequeño suplemento del 1% del precio total como coste de servicio, este es el beneficio de Yopidoya. Como el mismo cliente cubre el gasto, el restaurante recibe el 100% del precio de sus productos en su cuenta bancaria y sin la comisión del datáfono.

Yopidoya nace durante la pandemia “a raíz de la aparición y normalización de los QR y la posibilidad de eliminar esperas del cliente cuando se pide o quieren pagar la cuenta”. Lo que se empezó para mejorar la experiencia de los clientes.

De momento, se han realizado dos pruebas piloto con restaurantes y ahora ya cuentan con más de 15 restaurantes que desean unirse a la fórmula “Yopidoya”.