Tendencias digitales 2020: de la “transformación cognitiva” al ‘micromomento’

transformación digital
Imagen de la jornada sobre tendencias de transformación digital para 2020 celebrado este martes en Madrid. | Fotos: Alberto Orellana

El concepto de transformación digital está ya bastante manido. Y, sin embargo, todavía no está claro para todos en qué se traduce. Quizás muta a medida que evolucionan los elementos que la hacen posible: las nuevas tecnologías. En cualquier caso, para ver las ‘Tendencias de la Transformación Digital del 2020‘, la plataforma para encontrar freelances Malt ha reunido a diversos expertos este martes en el Impact Hub de Madrid.

Compartir la experiencia innovadora con startups, reinventar a las personas y abrirse a los nuevos usos tecnológicos aplicados a pequeños sectores (y enfocados en el cliente)  parecen ser algunas guías. Pero entonces, ¿qué es la transformación digital? Para Alfonso Campos podría resumirse como “la integración de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la empresa para cambiar su manera de funcionar”. El CEO de la consultora digital Wayops ha hablado de cómo utilizar la tecnología para alcanzar lo que ha denominado “transformación cognitiva”.

Según sus palabras, transformar digitalmente una empresa es ver “cómo cambiar el modelo de negocio para adecuarlo a las nuevas tecnologías y ponerlas al servicio de las personas”. Para ello hay que tener en cuenta no sólo a los usuarios y empleados, sino también a los consumidores en general: la sociedad. “Cambiar la forma de trabajar y de ofrecer valor a los clientes”. Otra definición de transformación digital, según Campos.

Por ello es necesario entender que la transformación digital “tiene límites”, ha aclarado. “No genera emociones” ni “ofrece experiencias únicas” para el cliente. Todo va a través de una pantalla en la mayoría de los casos y, aunque la tecnología “lo permite”, aún no se individualiza su relación con la empresa, ha explicado Campos. Explorar opciones como el uso de la interfaz de voz pueden ser caminos interesantes para transitar en este sentido.

transformación digital
Andrés Saborido, Country Manager de Wayra.

Así lo comparte Nieves Ábalos, fundadora de Monoceros Labs, empresa especializada en crear aplicaciones de voz para los asistentes como los de Vodafone, Amazon o Google. En su opinión será interesante ver “cómo nos relacionamos” con esta interfaz, que no tiene que estar únicamente insertada en Alexa y sus homólogos. El dónde, cómo y cuándo usemos la interacción con un bot que reconoce nuestro lenguaje, cambiarán el paradigma de esta tecnología, ha explicado.

Según el Voice Report 2019 de Microsoft Bing, los usuarios de la interfaz por voz lo utilizan sobre todo para hacer búsquedas (72%), pero hay otros usos. Desde el comando en la televisión inteligente hasta el que usamos mientras conducimos, además de las acciones domésticas de nuestros asistentes. Desde el punto de vista empresarial, se trata de usar esta herramienta no sólo como un mero chatbot; “no es sólo crear una app de voz”.

Lo interesante es adaptar esta posibilidad para “crear experiencias conversacionales”, ha defendido Ábalos. Integrar la opción de comunicarte por voz en diferentes aplicaciones. Ya sea para darse a conocer como marca, para generar interacción, facilitar transacciones, etc. La cuestión es llegar a un sistema “multimodal” donde la sea una opción que aporte valor en distintos ‘micromomentos’. En unos casos tendrá más sentido acudir a la voz (mientras conduces, cocinas o haces deportes) y en otros no tanto (bibliotecas, conciertos).

“Tres razones para no innovar”

Muy ligado a esta mutación está la innovación, precursora de nuevos horizontes. El reto para el futuro cercano será “visualizar” la combinación de todas las tecnologías “emergentes” (5G, IA, IoT). Pero sobre todo “ser abiertos” a compartir una experiencia innovadora con una startup, algo que muchas grandes firmas no hacen, ha argumentado Andrés Saborido. El Country Manager de la aceleradora Wayra ha mostrado ejemplos de éxito y de fracaso innovador y ha contado las tres razones “para no innovar”.

Vicente de los Ríos, CEO de Líderes y Digitales.

Una es el “elevado riesgo”, tanto para financiar como para incorporar la innovación en una organización. Aunque en su opinión, el verdadero riesgo no es innovar, sino ver que no se ha hecho con aquellas startups que después han sido disruptivas. Por otro lado, hay que atajar las “interfaces” que impiden la innovación: Las personas y su predisposición al riesgo, los procesos de trabajo con otras empresas (quizás el “primero que deberíamos cambiar” según ha señalado), y los sistemas para integrar esa innovación en la entidad.

Al final, podemos hacer que la empresa “parezca” innovadora yéndonos a un sitio espacioso o vistiéndonos como los fundadores de Facebook. Pero para reinventar la empresa hay que conseguir hacerlo en las personas que la componen. Vicente de los Ríos ha planteado ocho elementos que podemos cambiar en las personas para lograr la verdadera transformación. Uno de los temas del libro ‘El Misterio de Reinventarse‘, del CEO de Líderes y Digitales.

Cerebro, corazón y canas

La empresa que quiera transformarse tendrá que cuidarse todos los sentidos, como haría una persona. La vista para “equilibrar” el corto y el largo plazo. El oído para escuchar al cliente y empleado, y “actuar en consecuencia”. El olfato para “asumir riesgos” a todos los niveles, no sólo el directivo, y tomar decisiones. El gusto para probar cosas diferentes; mirar hacia fuera. Y el tacto para estar en “contacto” con la realidad. Algo que “escasea” cada vez más entre los empleados, según De los Ríos. “Trabajemos con otros”, ha dicho.

Pero también hay que cuidar tres elementos más: “El cerebro, el corazón y las canas”. Porque la razón es la que aporta “sensatez” y “criterio” (motivado por las emociones) para satisfacer necesidades reales. Porque en el mundo empresarial es “muy fácil hablar de personas y pensar sólo en dinero”; hay que lograr la difícil “confianza” con líderes que apuesten por “valores humanos” (apoyo, generosidad, afecto…).

Y, por último, porque las canas de la experiencia son vitales en la transformación digital. No podemos dejarla únicamente en manos del colectivo joven, ha comentado. Pero no porque sea injusto para los mayores, sino para los jóvenes, pues ellos son quienes tienen que “recibir y aprender” de quienes se “han equivocado” durante muchos más años. El talento senior está en una “trampa”, porque otro más mayores e “inseguros” que prefieren jóvenes callados que profesionales con experiencia. Para De los Ríos, se está “despreciando” el talento senior, aunque por poco tiempo (tres años, según ha dicho).

El CEF.- Centro de Estudios Financieros, escuela de negocios propietaria de Todostartups, ofrece el Curso Monográfico de Transformación Digital e Innovación en la Empresa.