La digitalización empuja a “empoderar” al trabajador e innovar con él

Industria 4.0 CEF.-
María Ángeles Gómez y Ninfa Muñoz, durante su ponencia sobre la Industria 4.0 en la sede del Centro de Estudios Financieros (CEF.-). | FOTOS: Marta Peiro

Las profesionales de la empresa Daimler, Ninfa MuñozMaría Ángeles Gómez, hablaron este martes sobre qué significa digitalizarse en la empresa y cómo afecta y afectará la Industria 4.0 en nuestra vida labora. Cómo se organizará el trabajo, la aplicación de las tecnologías para innovar y reciclar modelos de negocio, y cuáles son las estrategias que países como España deben atender para adaptarse a los cambios que ya se están produciendo.

Todo ello durante su exposición ‘La era de la digitalización: impacto en las estructuras organizativas, de trabajo y de gestión del producto‘. La sesión se celebró en la sede del Centro de Estudios Financieros (CEF.-) de Madrid.

Arturo de las Heras, presidente del Grupo Educativo CEF.- Universidad UDIMA,  presentó el acto y relató cómo Gómez, antigua alumna del centro, le contó junto con Muñoz su experiencia en la empresa automovilística Daimler. Le hablaron de cómo llevar una gran organización a “ser ágil” y a “afrontar los cambios digitales” a los que tendrán que adaptarse. “Porque empezaron en otras industrias, pero parece que al coche también le va a llegar la digitalización”, apuntó De las Heras.

Según el Informe Davos de 2017 la Industria 4.0 supondrá 14,2 billones de euros más en la economía en los próximos 15 años, citó rotunda la gerente de proyectos innovadores de Daimler Madrid. El mundo del empleo “va a cambiar por completo” a través de tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA), la nanotecnología, la robótica o las impresoras 3D, enumeró Gómez.

Revoluciones como lentes de contacto con Realidad Aumentada (AR por sus siglas en inglés), robots azafatos, sistemas de crucero automáticos e inteligentes para conducir vehículos de mercancías, o prótesis médicas impresas en 3D. “Imaginad cómo puede impactar todo esto en vuestro día a día”, planteó Gómez, “y recordad que sois parte de la demanda de un producto, porque sois sociedad”.

La profesional de Daimler expresó su “preocupación” por la Agenda Digital de España y la necesidad de aproximarse a ejemplos como el de Alemania. Según valoró Gómez, las estrategias reflejadas en la agenda actual para que nuestro país se adapte a la digitalización son como “las de los años 80”, y “no para el siglo XXI”. “Merkel se reúne con mi empresa constantemente”, detalló la experta, quien apostó por replicar el modelo germano de mayor dinamismo innovador y una necesaria “agilidad fiscal”.

El presidente del CEF.-, Arturo de las Heras, durante sus palabras de apertura de la sesión sobre digitalización celebrada en la institución educativa.

El impacto de la Industria 4.0 en la demanda hará que esta sea completamente digitalizada y compartida, a raíz de una sociedad que consume y se relaciona más virtualmente (y es más longeva). A nivel del ciclo de producto, la revolución digital hará que los nuevos inventos se introduzcan y maduren antes. También caerán más pronto hasta llegar a un círculo que los mantenga en el mercado a través de su constante reinvención.

Y esa reinvención es la clave para adaptarse al impacto de la revolución en la organización empresarial, según explicó Ninfa Muñoz. La gestora del equipo de calidad de Daimler Madrid habló de la necesidad de “cambiar la cultura empresarial” y de “empoderar al empleado” para lograr una mayor eficacia de la compañía. El impacto vendrá a través de las tecnologías, sí, pero debe innovarse el negocio tradicional reestructurando y “agilizando” la entidad. Todo ello poniendo a las personas “en el centro”, argumentó Muñoz.

La estructura piramidal deberá dar paso a los diagramas ‘swarm’ (enjambre) donde “todo el mundo participa para innovar”, destacó. Pues “son las personas las que traen nuevas soluciones”. Con la fórmula de cooperación abierta para motivar al empleado, se le “fideliza”, al ser mucho más autónomo y “dueño de su vida”, dijo Muñoz. Así, se amplían fronteras y se reaprovechan ideas preexistentes allá donde estén. Así, se implementan nuevas ideas “para gestionar la diversidad y la complejidad consiguiendo resultados”, cerró.