Las InsurTechs, las startups del sector asegurador que aportan innovación y fidelización

Rodrigo García de la Cruz, CEO y fundador de Finnovating, durante su exposición en la conferencia sobre fidelización organizada por Affinion en Ifema, este miércoles. | FOTOS: Alberto Orellana

Dos problemas aquejan principalmente a las compañías aseguradoras en nuestro país. Por un lado la baja tasa de fidelización de sus clientes (según el CIS de febrero de 2017) y por otro la protección de la identidad de aquellos en Internet. Dos ideas que se debatieron este miércoles durante la 25ª Semana del Seguro, que se celebra del 13 al 15 de febrero en Ifema. Abordar las claves para que las aseguradoras puedan atraer al cliente y, además de protegerle, darle las “herramientas para evitar esa protección”, según dijo Eduardo Esparza.

El vicepresidente de Affinion España anotaba una de las claves para transmitir la sensación de protección a los clientes, que en su mayoría todavía desconocen los peligros de la identidad digital. “Educar es proteger”, apuntó Esparza para abrir la conferencia con el título ‘Fidelización: cómo acelerar la innovación de las aseguradoras en un mundo conectado‘, organizada por Affinion.

Según el III Estudio de Competencias Digitales, la ciberseguridad y la atención al cliente son, “las dos disciplinas más implementadas y que van a necesitar una mayor inversión en el futuro”. El estudio, elaborado por el Instituto de la Economía Digital de ESIC (ICEMD) y Kantar Media, refleja que “la demanda de una atención al cliente más personalizada, inmediata”, y los “ataques cibernéticos sufridos en 2017” -WannaCry- han sido “determinantes para potenciar la ciberseguridad y la protección de la identidad digital”.

Para mejorar la fidelización al cliente la clave es la innovación. Y para ello las aseguradoras deben contar con las startups del sector: las InsurTechs. Startups que “utilizan las nuevas tecnologías para generar nuevos modelos de negocio digitales dentro del sector asegurador”, describió Rodrigo García de la Cruz (CEO y fundador de Finnovating). El también cofundador de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) detalló en un estudio presentado por la AEFI que las InsurTechs están creciendo en nuestro país (pasando de 52 en 2016 a 92 en 2017) y que un 81% colabora con las compañías ya consolidadas en el sector.

Iñaki Berenger, CEO y fundador de Coverwallet.

¿Por qué? Porque se trata de startups que “suelen desarrollar y generar innovación incorporando tecnología de forma mucho más ágil” que una gran empresa. Las grandes aseguradoras ofrecen tres cosas en su colaboración con las startups: clientes, capital y branding -visibilidad de marca-. Las InsurTechs, por su parte, aportan “agilidad, innovación y escalabilidad” a las primeras, dijo de la Cruz. “La innovación está ahí fuera”.

Con ejemplos de ‘On Demand Insurance’, ‘Claim Experience Insurance’ o la ‘Descentralize Insurance’, de la Cruz demostró que “la innovación y la fidelización sí o sí van a ir de la mano”, como recordó Raquel Aznar (directora de marketing de Affinion). Ideas innovadoras que permiten contratar “miniseguros” de muy corta duración y para cualquier dispositivo, y donde “toda la experiencia es móvil” aseguró.

Startups que permiten asegurarse en tiempo real y en cualquier parte del mundo. O incluso insurtechs que utilizan la tecnología Blockchain para generar sistemas de indemnización automática en casos de retrasos de aerolíneas. Además de poder gestionar los pagos en diferentes soportes, incluido el de la criptomoneda. Una gran oportunidad, en definitiva, para reposicionarse y buscar nuevos modelos que, para Iñaki Berenguer, CEO y cofundador de CoverWallet, es como “ver oro en el mercado”.

Berenger compartió su trayectoria creando diferentes startups a raíz de su experiencia para contratar un seguro para su empresa. Vio que el sistema era arduo, inflexible y anticuado. Para él lo esencial era centrarse en la experiencia que, igual que tuvo él, atraviesa todo cliente al contratar el seguro. Hay que “entender la experiencia del usuario al comprar un seguro”. Su empresas ha logrado un sistema en el que, sin necesidad de escribir apenas, uno puede conseguir el seguro para su empresa en tan solo un minuto.

Dentro de esa experiencia del cliente en Internet, y de la protección de su identidad en la red, se centró la segunda parte del evento, con la mesa redonda en la que se trataron las amenazas, estrategias y recomendaciones para mejorar en este aspecto. En general, se concluyó que “queda mucho por andar, pero hemos avanzado bastante”, como señaló Enrique Martín Menéndez (director de seguridad de AXA).

El cieberriesgo “existe” y el patrimonio de las empresas está cada vez más en la red, por lo que “ahora toca prevenir”, señaló Santiago Sánchez (CHUBB). Hay que “concienciar al cliente” y transmitir los “errores humanos” que a veces se cometen para ser más prácticos a la hora de ofrecerle soluciones y contribuir a su formación. Algo que, en cuanto a ciberseguridad, se trata de “un tema cultural” y en lo que debe seguir existiendo una “solidaridad entre las empresas” ante casos de cibertaque, defendió Martín Menéndez.

Las aseguradoras deben invertir en ciberseguridad para proteger a sus clientes más allá de la actividad tradicional, tomando ejemplo de los países nórdicos pero tampoco obligándose a ser los “abanderados de la ciberseguridad”, apuntó Menéndez. El director de seguridad de AXA recordó que, al final, la concienciación “está en cada uno de nosotros”. No se trata de actuar como el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), sino de “aportar donde las personas son la primera línea de ayuda”. Prestando servicios de formación y prevención como fichas de consejos o tests de niveles de exposición al riesgo en la red.

Dejar respuesta