El cofundador de Microsoft Paul Allen fallece a los 65 años de edad

Paul Allen, cortesía de Wikipedia

El cofundador de Microsoft, Paul Allen, que trabajó codo con codo con Bill Gates en la universidad para crear este gigante tecnológico, ha fallecido a causa de un linfoma que padecía.

La familia de Allen ha sido la encargada de anunciar su muerte a los 65 años de edad. Su hermana Jody recordaba algunos de los momentos junto al ejecutivo desde un punto de vista más personal, dejando de lado su faceta de tecnólogo y de filántropo. De hecho, Jody destacó que “para nosotros era un muy querido hermano y tío, además de un amigo exceptional”.

Asimismo, destacó su “ingenio, calor, generosidad y su profunda implicación”, según reza el comunicado distribuido a los medios.

Allen falleció a causa de un cáncer que había vencido nueve años antes y que había aparecido otra vez en su vida, según informó hace unas semanas.

La firma de inversión en la que Allen estaba trabajando Vulcan también ha publicado un comunicado en el que resaltaba su labor también como filántropo y tecnólogo, pero además como “constructor de comunidades, conversacionista, músico y partidario de las artes”.

Pero la faceta de Allen iba más allá del sector tecnológico, ya que también era dueño de dos equipos profesionales en Estados Unidos, los Portland Trail Blazers de baloncesto y los Seattle Seahawks de la NFL. Sin olvidar sus inversiones en el sector inmobiliario y en el campo aeroespacial.

Allen fue parte de la junta directiva de Microsoft hasta el 2000 y contaba con una fortuna de unos 20.000 millones de dólares.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.