Facebook dejó que más de 150 grandes compañías accedieran a los datos de sus usuarios

Facebook vuelve estar otra vez en el centro de la polémica por el mismo motivo: la filtración de datos de sus usuarios. En esta ocasión se ha destapado la información de que la red social ha compartido más datos de los que en un principio se reveló en el escándalo de Cambridge Analytica, ya que más de 150 grandes empresas tuvieron acceso a esta información, incluyendo Apple, Amazon, Microsoft, Netflix o Spotify.

Y es que según la información revelada por una investigación realizada por The New York Times, Facebook ha estado teniendo un trato de favor con algunas empresas del sector tecnológica al mismo tiempo que se posicionaba a favor de la privacidad de sus usuarios. En concreto, y tras salir a la luz el escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos que afectó a más de 87 millones de usuarios, Facebook cortaba el acceso de apps para acceder a dichos datos, pero daba un trato prioritario a compañías tecnológicas gracias a acuerdos que, en 2017, continuaban activos.

Y lo hacía a cambio de algo, según ha revelado el medio estadounidense en esta investigación en la que se han revisado 270 páginas de documentos internos y hablado con más de 50 empleados y ex trabajadores de la compañía, ya que Facebook recibía información sobre el comportamiento del usuario en las mencionadas plataformas, lo que le facilitaba a la red social ofrecer mejores sugerencias, por ejemplo, de nuevos contactos con los que el usuario se relacionaba en esas compañías.

La información publicada ha revelado que mientras que la compañía liderada por Mark Zuckerberg decía estar luchando a favor de la privacidad de sus usuarios en realidad estaba utilizando dichos datos para seguir creciendo, argumento que Facebook intenta anular o corregir retocando sus acuerdos pasados.

Facebook tenía tres tipos de acuerdos con las grandes compañías tecnológicas: con los fabricantes de dispositivos que estaban bautizados como de “integración” y que estaban en pie antes de que existiera una app de Facebook para móviles. Con este acuerdo, Facebook permitía acceder a los datos sin su consentimiento explícito.

El segundo tipo de acuerdo se llamaba “personalización instantánea” en donde apps como Bing, de Microsoft, o webs de crítica de restaurantes como Yelp o de cine, Rotten Tomatoes podían acceder a los datos de los contactos de Facebook para saber lo que habían dicho sobre un restaurante o sobre una película determinada. Si bien la función cerró en 2014 tras cuatro años funcionando, algunas apps seguían teniendo acceso a los mencionados datos.

Por último, existía acuerdos con determinadas compañías, aunque no se saben exáctamente cuáles serían los términos del mismo más allá de conseguir más usuarios. Al parecer, y según revela esta investigación, Netflix y Spotify podían integrar mensajes de Facebook en sus plataformas para compartir canciones o recomendar series pero también tenían acceso a los mensajes privados de los usuarios.

En el caso de Amazon, el acuerdo con Facebook era que podían conocer a los amigos de los usuarios y los datos de contacto para utilizarlas en su beneficio.

La versión de Facebook es que no vendían los datos de los usuarios y que los permisos para compartir este tipo de información eran legales.

La imagen de Facebook se ha visto seriamente dañada y esta revelación la perjudica aún más, ya que mientras argumentaban que la privacidad era lo prioritario para su empresa, por otro lado daban facilidades a otras empresas a conseguir datos de sus usuarios.

A esto hay que añadir el escándalo de Cambridge Analytica y la filtración de datos que fueron utilizadas en beneficio de la campaña presidencial de Donald Trump en 2016.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.