Google Pay permitirá transferencias de dinero internacionales

El gigante tecnológico Google permitirá, a partir de ahora, aceptar pagos internacionales gracias a la alianza con Wise y Western Union.

Así lo ha indicado la compañía en un comunicado en el que se indica que a partir de ahora, los usuarios de Google Pay en Estados Unidos podrán enviar dinero a los usuarios de India y Singapur, aunque la intención es expandirse y poder llegar a más de 200 países gracias a Western Union y a unos 80 países gracias a Wise.

La incursión de Google en el mercado de los envíos de dinero marca un paso más de la compañía tecnológica para expandir su oferta de servicios financieros, aumentando la competencia en el sector de los pagos digitales. 

Y es que, como dice Google en dicho comunicado, cada año, personas de todo el mundo envían casi 700.000 millones de dólares a amigos y familiares en sus países de origen. En concreto, según un estudio reciente de Mastercard, el 73 por ciento de las personas envían dinero regularmente al extranjero. Y con la crisis del coronavirus, la situación parece ser mucho más importante.

De acuerdo con Google, para enviar dinero al extranjero sólo hay que buscar al usuario de Google Pay al que se desea  mandar ese dinero, hacer clic en “pagar” y seleccionar la compañía a través de la que se quiere realizar el pago, ya sea Western Union o Wise. 

Desde ahora y hasta el próximo 16 de junio, las transferencias de dinero internacionales realizadas a través de Western Union serán gratuitas e ilimitadas si se hacen a través de Google Pay.

En el caso de Wise, la primera transferencia será gratuita para los nuevos clientes pero en transferencias de hasta 500 dólares.

Wise, con sede en Londres, se lanzó en 2011 con el objetivo de hacer que las transferencias internacionales de dinero sean más baratas y fáciles, mientras que Western Union sigue siendo líder en este mercado, con una extensa red global de ubicaciones físicas. 

Su asociación con Google Pay, que tiene 150 millones de usuarios en 40 países, se produce cuando la pandemia del coronavirus ha provocado un auge en los pagos online, pero una caída estimada en los flujos de remesas generales. 

En concreto, se piensa que el dinero que los trabajadores inmigrantes envían a casa ha disminuido un 14 por ciento con respecto a 2019 debido al empeoramiento de las condiciones económicas y los niveles de empleo en los países de acogida de migrantes, según las últimas estimaciones del Banco Mundial recogidas por Reuters.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.