Zuckerberg se siente orgulloso del progreso de Facebook a pesar de los escándalos

Mark Zuckerberg, cortesía de Facebook

El fundador de Facebook Mark Zuckerberg tenía un objetivo claro para 2018, solucionar algunos de los problemas que tenía la red social, como la interferencia electoral, la difusión del discurso del odio y las fake news o garantizar que los usuarios tuvieran control sobre su información, y pese a los numerosos escándalos a los que se ha enfrentado Facebook durante este año, el ejecutivo ha declarado sentirse orgulloso del progreso conseguido en todas estas áreas.

Y es que durante 2018, Facebook ha tenido que enfrentarse a numerosos escándalos que han provocado una pérdida de credibilidad hacia la forma de uso de los datos de sus usuarios. Comenzó 2018 con el escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos que afectó a unos 87 millones de usuarios y que supuso un gran varapalo para la compañía, que vio reducido el valor de sus acciones considerablemente.

A esto hay que añadir que la red social admitió que Facebook sufrió un hackeo en septiembre que afectó a 50 millones de cuentas que estuvieron en peligro y otras 40 estuvieron en cuarentena. La polémica estriba en que no se sabe a ciencia cierta si la compañía informó a los órganos reguladores como deben hacer las tecnológicas, que tienen un plazo de 72 horas para informar de las posibles brechas de seguridad.

El último escándalo fue hace sólo unas semanas, cuando se publicó en The New York Times que la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, ordenó a sus trabajadores que investigaran los intereses financieros del magnate George Soros.

También salió a la luz que Facebook trataba con cierta mano ancha a compañías tecnológicas como Netflix, Airbnb o Badoo, entre otros, compartiendo información de sus usuarios. En concreto, y según publicó también el diario neoyorquino, Facebook ofrecía a estas compañías, entre las que se encontraban también Spotify o Amazon, acceder a los mensajes privados de sus usuarios.

A este respecto, Zuckerberg ha hecho unas declaraciones sobre su objetivo de 2018, que como ya es sabido, es una tradición del fundador de esta red social, publicar un objetivo en el que centrarse a lo largo de un nuevo año. Esta vez, Zuckerberg ha declarado sentirse orgulloso del progreso que ha llevado a cabo la compañía en estas áreas en las que flojea, indicando que “está claro que solucionar estas cuestiones es un reto de más de un año”.

Asimismo, ha apuntado que “en todas las áreas hemos establecido planes de varios años para reparar nuestros sistemas y estamos siguiendo esas sendas”.

El fundador también ha entonado un poco el mea culpa en su comunicado en la red social incidiendo en el hecho de que en el pasado Facebook no se centró demasiado en estos asuntos a pesar de que era necesario, pero ha aseverado que ahora son mucho más proactivos para solucionar estos temas que tanto han dado qué hablar a lo largo de este año.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.