Zuckerberg se une a la lucha contra la separación de familias en la frontera

Mark Zuckerberg, cortesía de Facebook

Las políticas migratorias del presidente de los Estados Unidos Donald Trump están dando mucho que hablar, pero las nuevas tecnologías están intentando aportar su granito de arena para ayudar a los inmigrantes que están sufriendo las consecuencias. Uno de ellos ha sido el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg que ha donado fondos para ayudar a los niños inmigrantes a que se reúnan con sus familias.

No lo ha hecho solo, a esta iniciativa se ha sumado también la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, que ha aportado también dinero para una campaña cuyo objetivo es ayudar a los niños inmigrantes a reunirse con sus padres en la frontera de Estados Unidos con México.

Y es que hace poco salió a la luz un audio en el que se podía escuchar a unos niños llorando al verse separados de sus padres que son encarcelados al cruzar la frontera de manera ilegal y que ha dado la vuelta al mundo, incluso ha provocado que una presentadora estadounidense tuviera que dejar de dar las noticias al romper en llanto al contar la noticia.

La campaña ha sido impulsada por dos empleados de Facebook, Charlotte y Dave Willner que han propiciado la recaudación de dinero con destino al Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes con sede en Texas.

Esta organización lucha para que los niños puedan tener una representación legal ante los tribunales y financiar las fianzas que les pudieran poner a los padres tras ser arrestados. Por el momento, unas 130.000 han donado dinero a la causa, consiguiendo unos 5,2 millones de dólares, aunque esta cifra va aumentando gracias a la aportación de los usuarios, superando la cifra inicial que se esperaba recaudar de unos tres millones de dólares.

Según la página de recaudación de fondos, unos 2.000 niños han sido separados de sus padres por la política de “tolerancia cero” auspiciada por Donald Trump. Esta política establece que los padres que cruzan la frontera de manera ilegal son encerrados en un centro de detención mientras que los niños se llevan al departamento de Salud y Servicios Humanos.

Otras grandes compañías como Google, Apple, Airbnb, Walmart o General Motors, entre otras, se han mostrado también críticas sobre las políticas de Donald Trump de tolerancia cero a los inmigrantes en la frontera. En concreto, el director general de Google, Sundar Pichai, ha tuiteado historias e imágenes sobre el conflicto en la frontera, mientras que Tim Cook, director general de Apple, ha descrito la medida como “inhumana” apostando por su detención inmediata.

Lo mismo ha pasado con los fundadores de Airbnb que han escrito un comunicado en el que se mostraron en contra de esta política del presidente de Estados Unidos calificándola de “cruel, inmoral y que va en contra de los valores estadounidenses de pertenencia”.

También se han hecho eco de estas medidas los trabajadores de Microsoft, en concreto unos 100 que han escrito una carta abierta pidiendo a la firma paralizar su trabajo con autoridades migratorias de Estados Unidos, con las que tienen un contrato por 19,4 millones de dólares. Los empleados han dicho que no quieren ser “cómplices” de las últimas actuaciones contra los inmigrantes.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.