Elon Musk restaura las cuentas de Twitter de los periodistas suspendidos 

Rate this post

Elon Musk está otra vez en boca de todos. Y no es para menos. El magnate, que empezó su andadura tumultuosa al frente de Twitter enarbolando la bandera de la libertad de expresión, se ha encontrado de frente con su caballo de batalla. Y es que Musk decidió suspender las cuentas de Twitter de varios periodistas por una controversia sobre la publicación de datos públicos sobre el avión del multimillonario. Un día después, el magnate recapacitó y restauró las cuentas. 

Las reincorporaciones de esos usuarios a Twitter se produjeron después de que sus bloqueos provocaran duras críticas de funcionarios gubernamentales de Estados Unidos, así como grupos de defensa y organizaciones periodísticas de diferentes partes del mundo, que criticaban que la red social de microblogging estaba poniendo en peligro la libertad de prensa. 

Pero Musk siempre tiene algo que decir, y poco después de la suspensión decidió poner una encuesta en su perfil oficial preguntando a sus seguidores si las cuentas debían restaurarse en seguida. No es de extrañar que el multimillonario tome decisiones basadas en los comentarios de sus seguidores, hay que recordar que hace poco preguntaba a sus usuarios si el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debía volver a Twitter tras ser bloqueado por los incidentes de la toma del Capitolio, y como una mayoría se decantó por el sí, Musk la restauró, sin más dilación.

En el caso de los periodistas, una mayoría de los usuarios contestaron que las cuentas debían restaurarse ese mismo día. Y así fue. Musk decía “la gente ha hablado. A las cuentas que publicaron mi ubicación se les levantará la suspensión ahora mismo”.

Así, las cuentas de los periodistas que habían sido bloqueados, entre los que se encuentran profesionales del New York Times, CNN y Washington Post, se han restablecido, según explican desde Reuters.

Ahora bien, la decisión de Musk no ha dejado las cosas tan claras, y muchos se preguntan si el magnate sabe lo que está haciendo. Así, el jefe de derechos humanos de la ONU, Volker Turk, dio la bienvenida a las reincorporaciones pero dijo que seguía teniendo preocupaciones al respecto. “Twitter tiene la responsabilidad de respetar los derechos humanos”, añadiendo que Elon Musk “debe comprometerse a tomar decisiones basadas en políticas disponibles públicamente que respeten los derechos, incluida la libertad de expresión”.

Uno de los periodistas agravados, de la CNN, Donnie O’Sullivan, dijo que todavía no podían tuitear porque la plataforma exigía que elimine una de sus publicaciones, decisión a la que él quería apelar.

El bloqueo de estas cuentas de los periodistas se ha considerado por los críticos como una nueva evidencia de que Musk, a pesar de que enarbola la bandera de la libertad de expresión como máxima expresión de la lucha que tiene al frente de Twitter, elimina el discurso y a los usuarios que personalmente no le gustan.

Twitter no está pasando por su mejor momento. La llegada de Elon Musk ha supuesto una revolución, empezando por el despido de unos cuantos ejecutivos y pasando por la dimisión de otros trabajadores que estaban cansados de la presión a la que los estaban sometiendo para solventar todos los cambios e ideas que Musk había traído consigo. 

Musk también ha despedido a miles de trabajadores y los anunciantes se han ido en masa al ver tantos cambios e incertidumbres sobre el tick azul, las cuentas verificadas, la proliferación de cuentas falsas… 

Las suspensiones de las cuentas se debió a un desacuerdo sobre una cuenta de Twitter llamada “ElonJet”, que rastreó el avión privado de Musk utilizando información disponible públicamente.

El pasado miércoles, Twitter suspendió esta cuenta y otras que rastreaban aviones privados, a pesar del tuit anterior de Musk que decía que no suspendería dicha cuenta en nombre de la libertad de expresión.

Poco después, Twitter cambió su política de privacidad para prohibir el intercambio de “información de ubicación en vivo”.

Así, el jueves por la noche, varios periodistas fueron suspendidos sin previo aviso. Ella Irwin, jefa de confianza y seguridad de Twitter, dijo en declaraciones recogidas por Reuters que todas esas cuentas habían violado la nueva política de privacidad mediante la publicación de enlaces directos a la cuenta de “ElonJet”.

Musk se excusó diciendo que al publicar la ubicación de su avión privado se ponía incluso en peligro la vida de su familia.

Lo que está claro es que a Musk no le está yendo del todo bien al frente de Twitter. Se está encontrando con muchos críticos a sus decisiones, no sólo dentro de la compañía sino también fuera. Poco a poco va haciendo cambios, como el tick azul, Twitter Blue y su servicio de suscripción y esos cambios en las políticas que se mencionaban anteriormente. Y no quedará aqui, sino que habrá muchos más cambios y más críticas, ya que Elon Musk está todavía en un terreno por explorar y ha entrado como un elefante en una cacharrería.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.