Habitaciones con camas instaladas en la sede de Twitter para sus empleados

Rate this post

La llegada de Elon Musk al poder de Twitter ha causado toda una revolución, y no sólo por las cuentas verificadas o la amnistía de cuentas bloqueadas en pro de la libertad de expresión, sino que el magnate ha pedido un esfuerzo sobrehumano a sus empleados para llevar a cabo sus ideas. Y es que el multimillonario y fundador de Tesla o SpaceX ha mandado instalar camas en varios despachos de la sede de Twitter en San Francisco.

La intención es, según indican desde Forbes, que los empleados puedan utilizar estas instalaciones nuevas en momentos de pico de trabajo y así no tengan que abandonar la sede y descansar cuando puedan o quieran y así continuar con sus labores sin perder el tiempo en desplazarse a casa.

Hay que recordar que poco después de la llegada de Musk a Twitter tras su compra por 44.000 millones de dólares supuso el despido fulminante de unos cuantos directivos de la compañía, y el despido de buena parte de su fuerza laboral. La presión fue tanta para los empleados que cientos de ellos dimitieron en bloque. Otros, en cambio, decidieron continuar e incluso hubo una ejecutiva que publicó una imagen en la que aparecía durmiendo en la sede en un saco de dormir para así cumplir con las exigencias de Musk para la red social de microblogging.

En ese caso, la ejecutiva se excusó diciendo que tenía que mantener reuniones con diferentes empleados repartidos por todo el mundo y que la diferencia horaria era difícil de conciliar si no era de esa manera.

La foto compartida por Forbes muestra una habitación con alfombra naranja, una mesita de noche de madera y una cama de gran tamaño equipada con una lámpara de mesa y dos sillones de oficina. Según las fuentes consultadas por la revista, no se informó de este cambio a los empleados y se supuso que esas camas eran para los empleados “incondicionales” para que puedan pasar la noche en la oficina. Otros, en cambio, criticaron la decisión diciendo que era una falta de respeto.

El mes pasado, Elon Musk dio la oportunidad a miles de empleados de Twitter de irse o quedarse con la condición de que trabajaran intensamente en lo que él llama Twitter 2.0, su visión de la red social en la que siempre enarbola la bandera de la libertad de expresión.

Musk ha afirmado anteriormente haber dormido en las propiedades de sus compañías en alguna ocasión por motivos de trabajo.

Se trata de un ejemplo más de las exigencias que está teniendo Musk desde que se puso al frente de Twitter ya que sus peticiones suponen cambiar muchas cosas en poco tiempo. 

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.