Mastodon rechaza la financiación privada para mantener su espíritu

Rate this post
Cortesía de Mastodon.

Mastodon, la alternativa de Twitter que está ganando cada vez más adeptos, sobre todo entre los descontentos con las decisiones que está tomando el magnate y nuevo propietario de la red social, Elon Musk, concernientes a todo tipo de situaciones. Al ser cada vez más popular, su fama y prestigio está subiendo, y también está siendo cada vez más golosa para los inversores. Pero su espíritu resiste y su fundador no quiere que su esencia de sin ánimo de lucro cambie.

De hecho, Mastodon ha rechazado más de cinco ofertas de inversión de firmas de capital riesgo de Silicon Valley en los últimos meses.

Su fundador, Eugen Rochko, ha indicado en declaraciones recogidas por Financial Times, que había recibido ofertas de inversores de Estados Unidos para invertir cientos de miles de dólares en la red social, pero que su estado de sin fines de lucro era “intocable”, añadiendo que la independencia de Mastodon y la elección de estilos de moderación en sus servidores eran parte de su atractivo, por lo que están por encima de todo, incluido lo económico.

En concreto, Rochko ha señalado que “Mastodon no se convertirá en todo lo que odias de Twitter”, explicando la parte negativa de Twitter de que “se pueda vender a un controvertido multimillonario, que pueda cerrar, quebrar, etc”.

Hay que recordar que Twitter está en el centro de la polémica desde que llegó al poder Elon Musk, que ha introducido muchos cambios en todos los sectores, desde despidos en su plantilla hasta cambios en las políticas de publicación de contenido. De hecho, hace unos días Twitter suspendió temporalmente las cuentas de varios periodistas destacados que escribieron sobre el nuevo propietario.

Pero a eso también se añadió el hecho de que Twitter, en su afán de no publicitar a otras redes sociales, también suspendiera la cuenta oficial de Mastodon, que ya por entonces era su máximo rival, donde muchos usuarios se habían fugado para evitar los cambios que había introducido.

Al respecto, Rochko indicó que “en Mastodon creemos que no tiene que haber un intermediario entre usted y su audiencia y que los periodistas y las instituciones gubernamentales, especialmente, no deberían tener que depender de una plataforma privada para llegar al público”.

Mastodon está subiendo como la espuma en número de usuarios, ya que se han incrementado de 300.000 a los 2,5 millones que había en noviembre.

La principal diferencia de Mastodon con respecto a Twitter es que es una plataforma descentralizada. No puede ser comprada ni operada por nadie. Implica la publicación de mensajes con caracteres limitados, al estilo Twitter, llamados “toots”, aunque también se pueden publicar imágenes, vídeos, audios y encuestas.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.