Twitter, señalada por graves problemas de seguridad por un ex jefe de seguridad

Rate this post

Twitter vuelve a estar en el centro de la polémica, y eso que todavía faltan dos meses para que tenga lugar el juicio por la fallida operación de compra venta por parte de Elon Musk. Y es que la red social se ha visto envuelta en un escándalo sobre sus políticas de ciberseguridad, que han sido tildadas de imprudentes y negligentes.

Peiter ‘Mudge’ Zatko, que trabajó como jefe de seguridad de Twitter y reportaba directamente al director ejecutivo, ha sido el encargado de revelar estos problemas de seguridad que tiene la red social y que pueden representar una amenaza para la información personal de sus usuarios, para los accionistas de la empresa, para la seguridad nacional y para la democracia, según ha indicado una investigación publicada por CNN y The Washington Post.

Esta denuncia se envió el mes pasado al Congreso de Estados Unidos y a las agencias federales y también informa de que algunos de los ejecutivos más importantes de Twitter encubrieron las vulnerabilidades graves de la red social. También revela que uno o más empleados actuales de Twitter pueden estar trabajando para un servicio de inteligencia extranjero, lo que supone una amenaza para la seguridad nacional estadounidense.

Zatko también ha alegado que Twitter ha engañado a su propia junta y a los reguladores gubernamentales sobre sus vulnerabilidades de seguridad. 

Del mismo modo, el denunciante ha insistido que Twitter no elimina de manera confiable los datos de los usuarios que cancelan sus cuentas, en algunos casos porque la empresa ha perdido el rastro de la información.

Otra de las denuncias realizadas por Zatko está relacionada con los bots que hay en Twitter, cuestión que es la base del juicio entre Elon Musk y la red social que se celebrará en un par de meses y que juzgará la paralización del proceso de compra de la plataforma por el multimillonario por 44.000 millones de dólares. En concreto, Zatko asegura que los ejecutivos de Twitter no tienen los recursos para comprender completamente la verdadera cantidad de bots en la plataforma y que no están motivados para hacerlo.

Hay que recordar que Zatko fue despedido de Twitter en enero por lo que, según la compañía, fue un desempeño deficiente de sus tareas, así como un liderazgo poco efectivo. Pero el ejecutivo ha asegurado que su despido se produjo tras su interés de señalar algunos fallos de seguridad de la red social.

Zatko está siendo representado legalmente por el grupo Whistleblower Aid, el mismo grupo que representó a la denunciante de Facebook, Frances Haugen. Esta firma ha señalado en declaraciones recogidas por CNN que el hacker no ha estado en contacto con Musk y que el proceso de denuncia iniciado por él se produjo antes de que la operación de compra venta por parte del magnate tuviera lugar.

Por su parte, Twitter ha señalado que las acusaciones de Zatko parece “estar diseñado para captar la atención e infligir daño en Twitter, sus clientes y sus accionistas”, asegurando que la seguridad es una de las prioridades de la compañía.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.