2ª Convocatoria BFAero: incubación o aceleración de proyectos con drones y USVs

Miembros de la mesa redonda durante la presentación de la convocatoria de BFAero en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio, de la Universidad Complutense de Madrid, este lunes. | FOTOS: Alberto Orellana

Desde el pasado 2 de octubre y hasta el próximo 15 de noviembre está abierta la segunda convocatoria de la aceleradora Business Factory Aero – BFAero. El programa impulsado por la Xunta de Galicia seleccionará seis proyectos innovadores en el sector aeronáutico especializado en drones (UAVs) y vehículos no tripulados (USVs). De los finalistas habrá dos elegidos por votación popular, y accederán en dos grupos a las dos vertientes: dos años de incubadora para proyectos seed, o 12 meses de aceleración para startups.

El objetivo busca “arropar” y “empujar” los proyectos presentados para llevarlos al mercado. Según Fanny Suárez, BFAero funciona como lugar de encuentro para las ideas innovadoras del sector. La subdirectora de la oficina Galicia Emprende del IGAPE (Xunta de Galicia) ha abierto este lunes la mesa redonda del acto de presentación en Madrid del programa acelerador. Y tiene especial foco en el entorno universitario, donde “a diario” los propios estudiantes e investigadores ven mejoras que se pueden implementar en el sector.

Lo sabe bien Marcos González, promotor de H2 Dron Energy, participante de la primera edición de BFAero y actualmente inmerso en ella. Según ha defendido desde su propia experiencia, BFAero es muy útil para materializar esas ideas, no sólo por el espacio o la financiación que ofrecen, sino por los colaboradores. “Poder hacer pruebas en el Aeródromo de Rozas y además contar con empresas como Indra o Babcock es clave”, ha resaltado.

Rodolfo Ojea, gerente de la fundación de los empresarios gallegos (CEL), ha desbrozado los requisitos y rasgos esenciales de este segundo programa acelerador. Por un lado, se podrán presentar varios proyectos, pero solo se elegirá uno por candidatura, excepto si es de origen universitario. Por otro, la opción de incubadora será para proyectos en fase seed (como empresa constituida o no) y no más de 42 meses de antigüedad. La vertiente de aceleración será para aquellas startups oficialmente conformadas y que no tengan más de seis años de vida.

Las ideas seleccionadas obtendrán un paquete de tutorización de profesionales del sector (Indra y Babcock). Esas empresas que “te quitan los pájaros de la cabeza” para saber qué demanda realmente el mercado, ha dicho González. También recibirán una formación acorde a sus necesidades (gracias al reducido número de proyectos acelerados) y una cariada oferta de financiación a fondo perdido: hasta 50.000 euros en incubación e inversiones de capital sin límite en el apartado de aceleración.

Las principales áreas de trabajo que maneja BFAero “ayudan a definir los proyectos”, según Ojea, e incluyen toda la cadena de valor del sector. Desde el diseño y producción de UAVs, hasta el desarrollo de cargas de pago y sistemas embarcados o la aplicación de herramientas tecnológicas para la formación de mecánicos o pilotos; y tecnologías innovadoras transversales al sector de la aeronáutica no tripulada, ha desgranado Ojea.

“En Europa somos intensivos en talento, pero nos faltan vehículos para hacerlo llegar al mercado”, ha dicho Elena Berga. La asesora senior de startups de Actúa UPM ha animado a los candidatos a “aprovechar” esta herramienta que ofrece BFAero.

La presentación de esta convocatoria contó con la asistencia de Droniberia, patronal de empresarios de drones, a cuya directiva pertenece el presidente de TodoStartups, Arturo de las Heras.

Se puede aplicar a la convocatoria a través de su página web.