Madrid financiará Proyectos de Innovación Educativa como aprender a diseñar drones

Drones Iturralde
Uno de los drones del taller de tecnología del IES Iturralde de Madrid, delante de una impresora 3D. | FOTOS: Alberto Orellana

La Comunidad de Madrid invertirá más de 2 millones de euros para financiar proyectos educativos innovadores (como diseñar drones) enfocados en las materias STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés). Proyectos de Innovación Educativa en centros públicos de primaria y secundaria que personalicen y adapten las necesidades y ritmos de los alumnos. Y que apuestan por enseñar cumplir plazos, a resolver problemas, a trabajar en equipo… Proyectos como ‘Diseña, construye y vuela tu dron‘, impartido este curso en 15 centros de la comunidad.

Fernando es alumno de 1º de la ESO en el IES Iturralde, y ya maneja con fluidez la dinámica de la programación informática. Todo gracias al programa Scratch para programar en bloque. Es la base para que al llegar a 3º él y sus compañeros “sepan diseñar y programar un robot de manera autónoma sin que nadie les tenga que explicar nada”, según comentó este lunes Alberto Palacios, profesor de Tecnología, Programación y Robótica del centro. Asignatura impartida en la comunidad desde 2015 y extendida a toda la secundaria desde 2016.

Con él y los alumnos estuvo el consejero en funciones de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken. El programa sobre drones es uno de los proyectos concretos dentro de la asignatura, en el marco de la innovación educativa que impulsa la comunidad. La asignatura es obligatoria de 1º a 3º y optativa en 4º y Bachillerato. Con ella, según el consejero madrileño, se permite a los alumnos “no solamente utilizar tecnología (que es lo que hacemos al final todos), sino crearla que es la clave”, desgranó.

Drones Iturralde Grieken
El consejero en funciones de Educación e Investigación, Rafael van Grieken (derecha) junto al profesor de tecnología del IES Iturralde, Alberto Palacios.

La Comunidad de Madrid presentó recientemente una convocatoria en busca de más proyectos como el de los drones que no sólo incentiven las competencias en las materias STEM, sino que personalicen la educación. Medidas de refuerzo y para expandir los conocimientos transmitidos en el aula. Algo que Palacios sabe bien: “Yo insisto en que los alumnos compartan -en Internet- lo que hacen; el trabajo que no se comparte no existe”.

Para participar en el proceso selectivo, los centros deberán presentar un Proyecto de Innovación Educativa para favorecer el impulso de nuevos procesos de aprendizaje, desarrollo de la creatividad, fomento de lenguas extranjeras, refuerzo del trabajo en equipo, etc.Todo ello siempre enfocado a las materias STEM. Cada proyecto recibirá una financiación máxima de 50.000 euros y que se desarrollará desde el próximo curso durante al menos tres años lectivos. Se busca además que el proyecto cuente con el apoyo de al nenos la mitad del claustro de profesores y el apoyo mayoritario del Consejo Escolar en cada centro.

Iniciativas de aprendizaje como la de drones, que abren los primeros cursos de secundaria con la programación en bloque y el diseño de objetos y piezas en 3D con programas como SketchUp. Y que en definitiva busca “crear el ambiente” para que los alumnos “quieran” aprender, dijo Palacios. Les enseñan la máxima de que “hay que buscarse la vida” y abrir otra pestaña de ‘buscatelavida.com’ en Internet cuando no se encuentra la solución. Porque cada año salen proyectos nuevos en los que, si el alumno no sabe la respuesta, el profesor puede saberla “o no”, apuntó el docente.

Brazo mecánico Iturralde Grieken

Los alumnos aprenden de esta manera no sólo a programar una placa base (circuito) de un robot -autónomo o por control desde el móvil con una app-. También deben “diseñar las piezas” de su creación (que puede llegar desde la inspiración de Internet) “atendiendo a unos plazos y medidas”, y coordinándose con su equipo, apuntó Palacios. “Porque eso es la vida real”, abundó.

Brazos mecánicos con múltiples capacidades, drones-coche, ganchos inteligentes… Tanto Palacios como el jefe del departamento de tecnología del IES Iturralde, Juan Carlos Martínez, están “muy contentos” de lo alcanzado hasta ahora. Sobre todo partiendo de la base de que “muchos alumnos llegan a 1º con un auténtico desconocimiento de casi todo a nivel informático”, dijo Palacios.

El objetivo es fomentar el gusto por la robótica, lo que se ha logrado con más de 200.000 alumnos de la asignatura de Tecnología, programación y robótica en la comunidad, atendiendo también la materia más teórica de la manera más práctica posible. Porque una lección sobre mecánica “mañana se les puede olvidar” señaló Palacios. Pero “ya saben que el día de mañana tiene que dar solución a un problema; eso es así, y me da igual en lo que trabajen”, defendió.

 

Drones Iturralde Robótica