AlaSoluciones: primer contrato entre privados y el Parque Tecnológico de La Habana

Este viernes, 23 de octubre, se firmó el primer contrato entre privados y el Parque Tecnológico de La Habana (PCT). ¿En qué consiste el contrato? ¿Qué proyecto es el que se desarrollará? Todostartups dialogó con Yosué Montes de Oca, emprendedor y miembro del proyecto.

¿En qué consiste el proyecto? ¿Cuáles son las características y beneficios?

Nuestro proyecto se llama AlaSoluciones y como objetivo general tiene desarrollar tecnologías propias que ayuden a insertar la industria del país en la cuarta revolución industrial. Consta de varias fases y la que vamos a desarrollar primero y es la que cubre el contrato que firmamos es para el desarrollo, construcción y ensamblaje de cuatro prototipos multipropósitos de Sistemas de Vehículos No Tripulados (SVNT).

Además, con la idea de aumentar la seguridad y control sobre estos, se desarrollará un Sistema de Monitoreo y Control (SMMC) individual soportado en las actuales redes de telefonía móvil de nuestro país para garantizar la capacidad de localización por coordenadas y de apagar el medio ante una situación externa de peligro. No me refiero a ellos como drones porque también hay vehículos acuáticos entre los que vamos a desarrollar.

Con estos SVNT se pretenden brindar diversos servicios, como asociados a la Agricultura de Precisión para la detección temprana de plagas, cálculo de densidad poblacional de las plantaciones o fumigación. Además, se utilizarán para la cetrería robótica de los aeropuertos y los cultivos (para mantener las aves alejadas de estos lugares), para el cálculo de los volúmenes reales de los embalses y mediante la batimetría, para la inspección de torres de comunicaciones y de alta tensión.

Estos servicios que se brindarán mediante el uso de estos equipos eliminarían una cantidad importante de importaciones que actualmente hace el país, además de incidir directamente y de manera positiva en la disminución del volumen de pesticidas y fertilizantes que se utilizan en la agricultura y en el aumento del rendimiento de los cultivos, así como humanizar y perfeccionar labores de alto riesgo como la inspección de las torres de alta tensión y de comunicaciones.

¿Cómo fue el proceso de la alianza entre AlaSoluciones y el Parque Tecnológico de La Habana (PCT)?

A finales del 2019 salió en la Gaceta Oficial el Decreto Ley #86, que es el que regula la creación de los Parques Científicos Tecnológicos (PCT) y su funcionamiento. Lo realmente relevante de dicha Ley es que permite a las personas naturales presentar proyectos con un alto componente tecnológico a la Dirección del PCT.

Además, los proyectos que se desarrollen en el PCT (tanto de empresas estatales como extranjeras, o formas de gestión no estatales) pueden ser incubados para la creación de una nueva empresa o EBT (Empresa de Base Tecnológica).

Esto en el contexto actual de nuestro país representa una oportunidad única que quise aprovechar, para lo cual, elaboré la documentación de un proyecto a presentar con la asesoría del profesor y asesor Riury Rodríguez del Proyecto CubaEmprende y de la profesora Iliana Díaz, líder de la Red de Emprendimiento de la Universidad de La Habana.

Luego de varios contactos por correo electrónico, finalmente tuvimos la primera reunión en el PCT para presentar el proyecto y los directivos quedaron encantados.

¿Quiénes forman parte del proyecto?

El proyecto en este momento cuenta con 9 integrantes, siendo 4 los fundadores: Enmanuel y Erick Carmona (hermanos), Jesús Aragón y yo.

¿Cuáles son las principales trabas para el desarrollo de emprendimientos tecnológicos en Cuba?

Entre las principales trabas tenemos primeramente la falta de impulso por parte del gobierno. Por ejemplo, la licencia de Programador de Equipos de Cómputo lleva tres años pausada; el alto costo del internet y el embargo norteamericano. Hay muchas más, pero creo que esas serían tres de las principales.

¿Cómo sortear esas dificultades?

Para mí las principales vías son, la creación de alianzas entre los emprendedores (juntos siempre llegaremos más lejos), elevar ideas y propuestas concretas de cambios en la política gubernamental hacia nuestro sector y buscar y revisar el marco legal actual buscando oportunidades que muchas veces pasan desapercibidas (como es el caso de la Ley sobre los PCT).

Una de las principales cualidades de todo emprendedor es la capacidad de adaptarse a las situaciones y de reinventarse si es necesario. Cuba está entrando en una etapa de cambios trascendentales y tenemos que estar atentos para ser parte de esos cambios y aprovecharlos para desarrollar y potenciar nuestros emprendimientos para que tengan un impacto real y positivo en nuestra sociedad.