Apple dice adiós a su polémico teclado de mariposa

El gigante tecnológico Apple ha tenido que dar marcha atrás y dejar de lado su sistema de teclas de mariposa, que tantos quebraderos de cabeza le ha dado, para volver al sistema de tijera, el más tradicional y usado por la mayoría de los ordenadores.

Y es que desde que en 2016 Apple decidió instaurar en todos sus portátiles las teclas de mariposa, se han producido bastantes quejas al respecto, por lo que a partir de ahora, su nuevo MacBook Pro volverá al sistema tradicional de tijera.

Ambos sistemas son la manera en la que las teclas se disponen sobre el teclado, pero hay algunas diferencias. Mientras que el sistema de tijeras se basa en una estructura en forma de X tumbada bajo la tecla, los de mariposa, que fueron patentados por Apple en 2011, cuentan con una estructura basada en una bisagra que recuerda a las alas de una mariposa. La intención de este nuevo sistema era ahorrar espacio en los teclados de los portátiles, que ya se saben es una de las principales preocupaciones de los diseñadores de portátiles. Y durante estos últimos cuatro años, los portátiles de Apple contaban con estas teclas de mariposa, al considerar que además de ahorrar espacio ofrecían una mejor experiencia de escritura, menos errores y cuatro veces más estabilidad en las teclas, según indicaba la compañía.

Con estas teclas de mariposa, el teclado es más fino, hace menos ruido al pulsar las teclas y teóricamente son más duraderos. Pero parece ser que los usuarios no han pensado lo mismo y son muchos los que se han quejado en foros, incidiendo en los defectos de los teclados de los portátiles de Apple.

Tanta ha sido la repercusión de los teclados de Apple que incluso el Wall Street Journal dedicó un artículo a los problemas de la compañía con su teclado. El artículo contaba con la particularidad de que se había escrito sin las letras “e” ni “r” ya que eran precisamente las teclas que habían dado problemas en el portátil que se había utilizado para escribir el artículo y que no era precisamente viejo, ya que contaba con solo cuatro meses de antigüedad.

Durante los años de existencia de este teclado de mariposa, Apple argumentaba que se debía a los restos de suciedad y polvo acumulada con el paso del tiempo. La compañía incluso tuvo que poner en marcha un programa especial de reparación de teclados el año pasado debido a las continuas quejas de sus usuarios.

Ahora bien, Apple intentó mejorar estos teclados de mariposas con el paso de los años, incluyendo una pequeña membrana de plástico entre el mecanismo y la tecla, pero los problemas han seguido registrándose. Por todo ello, parece ser que Apple va a renunciar de una vez por todas a este tipo de tecnología para volver a la más tradicional.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.