Apple, posible afectada de la guerra entre Estados Unidos y China

Las tensiones entre Estados Unidos y China siguen teniendo grandes consecuencias, que además no incluyen sólo a la firma asiática Huawei sino que ya podría estar afectando a algunas compañías norteamericanas. Y es que Apple, la tercera empresa más grande de los Estados Unidos, ha visto cómo sus acciones han caído un tres por ciento en la Bolsa tras el anuncio del presidente Trump de poner en la lista negra a Huawei, lo que provocó que Google bloqueara sus servicios, softwares y hardwares a los smartphones y tablets de esta empresa.

En opinión de los analistas, esta caída en el valor de las acciones de Apple, que depende fuertemente de China ya que allí se fabrican buena parte de sus productos y es un mercado muy importante, se debe al temor de los inversores a las represalias del gobierno chino contra las empresas estadounidenses.

Además, se dice que los usuarios chinos se están organizando a través de la red social Weibo para pedir el boicot de los productos de Apple indicando que comprar estos dispositivos podría suponer una traición a la patria.

De acuerdo con los expertos consultados por Reuters, esta guerra diplomática y económica podría acabar con una subida de los aranceles para los productos tecnológicos de Estados Unidos, entre los que se incluiría Apple. En este sentido, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, que ha estado en varias ocasiones a lo largo del último año en China para intentar mitigar esta crisis diplomática, afirmó hace días que uno de las principales razones de los malos resultados del 2018 se debió precisamente al mercado chino. Otra de las consecuencias que se pueden entrever es que el gobierno chino decida prohibir, bajo ley, la venta de determinados productos.

Pero aún más preocupante es la dependencia que tiene Apple de China en relación al proceso de fabricación de sus dispositivos. Y es que es en China donde se fabrican buena parte de los iPhone o los iPad de Apple. Algunos medios han recordado cómo Apple llevó a cabo ensayos de producción del MacBook en Estados Unidos, pero tuvo que abortar esta misión al tener problemas de desabastecimiento de determinados materiales. En concreto, se dijo que la producción de tornillos para ensamblar sus dispositivos era un problema.

Por su parte, desde el gobierno chino, que todavía no ha amenazado directamente a Apple sobre nada, ha estado emitiendo mensajes en los que se dice que se dejará de abastecer a las empresas estadounidenses de minerales y tierras que son necesarios para la construcción de sus terminales.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.