Cientos de empleados de Twitter renuncian tras el ultimatum de Elon Musk

Rate this post

Elon Musk, el nuevo propietario de Twitter, ha estirado demasiado de la cuerda en sus exigencias a los trabajadores de la red social, a los que pidió una completa dedicación y largas horas de trabajo a alta intensidad si querían seguir en la empresa, lo que ha provocado que cientos de empleados decidieran renunciar y no seguir en esas condiciones de presión.

La llegada de Elon Musk a Twitter después de meses de culebrón por el cierre oficial de la operación de compra venta, que se vio interrumpida hasta que finalmente se oficializó por el monte original de 44.000 millones de dólares ha revolucionado la compañía. Uno de los primeros pasos de Musk al comprar Twitter fue despedir a altos ejecutivos de la compañía y a la mitad de la fuerza laboral. Desde entonces, Musk está exigiendo a los empleados que trabajen largas horas y a un ritmo muy intenso para hacer realidad todos sus deseos.

Debido a esa presión, los trabajadores han decidido renunciar, algo que no ha preocupado a Musk que aseguraba en su cuenta oficial que “las mejores personas se quedan”.

Según indican desde Reuters, Musk se reunió con algunos de los mejores empleados de Twitter para tratar de convencerlos de que se quedaran.

Asimismo, Musk envió un mensaje a los trabajadores estableciendo la fecha límite de ayer jueves para que respondiera a una encuesta sobre si querían seguir en la empresa. Aquellos que no contestaron antes de la fecha límite se consideraban despedidos y recibirían una indemnización por despido. Después de que acabara esta fecha límite, cientos de empleados comenzaron a despedirse.

Estas renuncias se han producido entre muchos ingenieros responsables de corregir errores y evitar interrupciones de servicio, lo que genera dudas sobre la estabilidad de la plataforma.

Hay que recordar que Twitter contaba con 2.900 empleados después de la purga inicial de Musk al despedir a la mitad de la fuerza laboral de la compañía cuando asumió su cargo al frente de la red social. 

Los empleados que han decidido irse de Twitter han dicho en declaraciones recogidas por The Verge que, dada la magnitud de las renuncias de esta semana, esperan que la plataforma comience a colapsar pronto.

Lo que está claro es que Musk quiere redefinir Twitter y para ello está exigiendo a sus empleados dar más allá del cien por cien, pero muchos no están por la labor de claudicar a estas exigencias.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.