Los servicios de digitalización crecen hasta un 50%, sobre todo en bricolaje y restauración

La pandemia del coronavirus está detrás del aumento del 30% en el mercado sobre la demanda de los servicios de digitalización respecto a los mismos meses del año pasado. En algunos sectores concretos, la demanda ha crecido hasta el 50%, como es el caso del bricolaje o la restauración, según señala en una nota Quartup.

De igual modo, se ha disparado la demanda de conexiones VPN, que supone la única alternativa que tienen las empresas para poder seguir trabajando en sus servidores o escritorios remotos.

En muchos casos, explica en su nota esta empresa de servicios de digitalización, la operativa de negocio de las empresas ha cambiado, ya que solo a través del online pueden generar negocio. De este modo, se ha producido un incremento del dropshipping y, con él, un cambio en los flujos económicos entre las empresas de una misma cadena de valor.

El mercado no solo requiere un cambio de herramientas, sino también un cambio de mentalidad. De este modo, grandes compañías están demandando ahora cursos de formación para sus empleados sobre cómo trabajar de forma eficiente en este nuevo modelo, de acuerdo con la fuente citada.

“En Quartup, tras la crisis del Covid -19, hemos venido experimentado un aumento en la demanda de nuevos proyectos de alrededor del 60%, por lo que esperamos acabar el año con un crecimiento superior al 30%”, explica Paula Nores, directora Comercial de Quartup.

“Esto se debe”, indica, “a que los sectores en los que mejor posicionados estamos hoy, como pueden ser el retail y la distribución, se encontraban con un retraso importante en lo que a digitalización se refiere, acostumbrados a moverse siempre en un formato muy tradicional del negocio y por lo tanto surgió la necesidad, bastante urgente, de cambiar de cara a evitar el contacto físico, tanto en su canal de venta B2B como B2C”.

En cuanto otro de los sectores relevantes, como es el e-commerce, lejos de lo que pueda parecer a priori, tiene un largo camino por delante, “pues ya se ha pasado de vender lo que uno tiene en su propia tienda a vender lo que su proveedor está fabricando”.