Facebook dejó millones de contraseñas desprotegidas

Facebook vuelve a estar en el ojo del huracán y otra vez por culpa de la protección de datos de sus usuarios. Y es que la compañía liderada por Mark Zuckerberg dejó a la vista de sus empleados millones de contraseñas de los usuarios de Facebook.

En concreto, Facebook ha admitido que entre 200 y 600 millones de contraseñas estuvieran guardadas en texto plano, en vez de encriptadas, como debería haber sido, lo que significa que los 20.000 empleados de la red social podían tener acceso a ellos durante años.

Según ha denunciado el  investigador en seguridad Brian Krebs que esta brecha de seguridad comenzó en 2012 pero no fue hasta enero de este año cuando se descubrió, por lo que el acceso a esos datos fue durante mucho tiempo.

Facebook ha salido en defensa de estas denuncias del investigador con una nota de prensa en la que se afirma que han solucionado el problema y que se comunicará con los usuarios afectados por esta brecha de seguridad. Ahora bien, desde Facebook han explicado que “estos datos nunca han sido accesibles fuera de la compañía”, añadiendo que no han encontrado evidencias de que algún empleado haya hecho uso de ellas de manera abusiva.

En cuanto al número de usuarios que se han visto afectados, desde Facebook han explicado que contactarán con cientos de miles de usuarios de Facebook Lite, decenas de millones de otros usuarios de Facebook y decenas de miles de Instagram.

Desde Facebook no se ha informado de qué tipo de fallo hubo al dejar expuestas estas contraseñas para los empleados de Facebook, por lo que se desconoce si se trata de un error técnico o humano. Ahora bien, desde la compañía se han dado una serie de recomendaciones a los usuarios para proteger dichos datos, como cambiar las contraseñas, ofreciendo también algunos consejos para mantener la cuenta segura.

Para proceder a cambiar la contraseña, sólo hay que ir al perfil en el menú de ajustes y acceder a “seguridad y login”, y seguir los pasos que se indican.

Facebook sigue así con un problema que lleva acarreando desde hace tiempo, sobre todo después del escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos que afectó a unos 87 millones de usuarios. Este escándalo dañó considerablemente la reputación de la red social, haciendo que el valor de sus acciones descendiera considerablemente. Esto ha provocado también que muchos usuarios decidieran cerrar sus perfiles y el propio Zuckerberg tuvo que dar explicaciones en el Congreso de Estados Unidos y en el Parlamento Europeo donde entonó el mea culpa y afirmó estar trabajando en la protección de los usuarios. De hecho, el fundador de Facebook explicó hace unas semanas cuáles son sus objetivos para la red social, explicando que la protección de los usuarios será fundamental, entre otras cosas.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.