Google multada con 150 millones de euros por prácticas abusivas en Google Ads

El gigante tecnológico Google vuelve a tener problemas con las autoridades. Y es que el buscador tendrá que pagar una multa de 150 millones de euros por abuso de posición dominante en el sector de la publicidad en búsquedas. Así lo ha impuesto la Autoridad de la Competencia de Francia que ha considerado que las reglas de su plataforma Google Ads son “opacas y difíciles de entender”.

Google, que ha asegurado que apelará esta decisión, también ha sido acusado de aplicar las reglas de sus plataformas de una “manera injusta y aleatoria”. Pero no sólo tendrá que enfrentarse a una multa, sino que también la compañía tendrá que aclarar la redacción de dichas reglas y revisar los procedimientos de información sobre cambios en las mismas, así como explicar los procedimientos para suspender las cuentas.

La Autoridad también ha impuesto a Google la obligatoriedad de enviar todos los años un informe especificando el número de quejas presentadas por los usuarios de Internet en Francia, el número de sitios y cuentas suspendidas, así como las infracciones que se hayan dado y los términos en los que se han asentado para proceder a la suspensión de las cuentas. 

Otra de las medidas que ha impuesto la Autoridad francesa es que Google deberá establecer procedimientos para alertar, prevenir, detectar y tratar las infracciones de sus reglas para que así se puedan establecer una forma para que las cuentas suspendidas sean sólo las necesarias.

La Autoridad también exige a Google el envío de un informe en un plazo de dos meses para detallar las medidas y procedimientos que tiene previsto tomar para cumplir estas órdenes. 

Otra de las exigencias de la Autoridad es que Google tiene que mandar dentro de seis meses un informe con las medidas que ha implementado para acatar esta decisión y también la necesidad de publicar un resumen de la decisión adoptada por Competencia a la que se podrá acceder desde la página de inicio de Google a lo largo de una semana.

Esta decisión por parte de la Autoridad de Competencia de Francia se ha llevado a cabo tras la denuncia presentada por Gibmedia, una empresa editora de webs de información sobre el clima cuya cuenta fue suspendida por Google sin haber sido notificados previamente. En ese momento, la Autoridad desestimó la petición de Gibmedia de imponer medidas provisionales pero sí continuó investigando el caso.

Google argumentó en ese momento que Gibmedia publicaba anuncios de sitios web que engañaban a los usuarios a pagar por servicios con términos de facturación que eran poco claros. 

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.