La calidad de internet en España, mejorable

Rate this post

La cuarta edición anual del Índice de Calidad de Vida Digital (DQL) informa de que España es el 16.º mejor país para vivir en cuanto a bienestar digital. Es decir, entre 117 países, o el 92% de la población mundial. De los cinco pilares fundamentales de la vida digital, la peor puntuación de España corresponde a la calidad de Internet (puesto 27.º a nivel mundial), y la mejor a la seguridad electrónica (8.º).

Los servicios de administración electrónica del gobierno de España ocupan el puesto 19.º, mientras que las infraestructuras electrónicas y la asequibilidad de Internet se sitúan en los puestos 21.º y 23.º, respectivamente. Frente a la inflación galopante, el Internet de banda ancha fija se ha vuelto menos asequible en todo el mundo por segundo año consecutivo, lo que hace que la brecha digital mundial se acentúe aún más.

El estudio DQL lo ha realizado la empresa de ciberseguridad Surfshark, del que informa en un comunicado. Evalúa a los países en función de cinco pilares fundamentales del bienestar digital: calidad de Internet, administración electrónica del gobierno, infraestructuras electrónicas, asequibilidad de Internet y seguridad electrónica.

Este año, España ha entrado en el top 20 mundial, al ocupar el puesto 16.º en el índice final y el 11.º en Europa. El país ha mejorado dos posiciones desde la edición del año pasado, avanzando del puesto 18.º al 16.º. De todos los pilares del índice, el punto más débil de España es la calidad de Internet, que debe mejorar un 30 % para igualar el resultado del país mejor clasificado (Chile).

La calidad de Internet en España, teniendo en cuenta la velocidad, la estabilidad y el crecimiento de Internet, ocupa el puesto 27.º del mundo y es un 24% mejor que la media mundial. En cuanto a la velocidad de Internet, la banda ancha fija española se sitúa por encima de la móvil en la clasificación global, con 205,2 Mbps/s (12.º a nivel mundial). Por su parte, el Internet móvil ocupa el puesto 41.º (61,6 Mbps/s).

En comparación con el Reino Unido, el Internet móvil español es un 32 % más lento, mientras que la banda ancha es 2 veces más rápida. Desde el año pasado, la velocidad del Internet móvil en España ha mejorado un 12,9 % (7,1 Mbps), y la de banda ancha fija ha crecido un 10,1 % (18,8 Mbps). En comparación, los habitantes de Singapur disfrutaron de velocidades móviles de hasta 104 Mbps/s y fijas de hasta 261 Mbps/s: es el Internet más rápido del mundo este año.

La asequibilidad de Internet en España ocupa el puesto 23.º de la clasificación mundial. Los residentes pueden comprar 1 GB de Internet móvil en España por tan solo 39 segundos de trabajo al mes, un 46 % más que en el Reino Unido.

Sin embargo, en comparación con Israel, que tiene el Internet móvil más asequible del planeta (5 segundos por 1 GB), los españoles trabajan 8 veces más para conseguirlo. Su asequibilidad ha mejorado desde el año anterior, haciendo que la gente trabaje 3 minutos y 3 segundos menos para permitirse el mismo servicio de Internet móvil.           

La banda ancha fija cuesta a los españoles alrededor de 2 horas y 16 minutos de su preciado tiempo de trabajo cada mes. Para permitírselo, los españoles tienen que trabajar 7 veces más que los ciudadanos israelíes, para quienes el paquete más asequible solo cuesta 19 minutos de trabajo al mes. Desde el año pasado, el Internet de banda ancha se ha vuelto más asequible en España, haciendo que la gente trabaje 27 minutos menos para permitirse el servicio de Internet de banda ancha fija. 

A nivel mundial, la banda ancha es cada vez menos asequible. Si se observan los países incluidos en el índice del año pasado, las personas tienen que trabajar seis minutos más para poder permitirse el acceso a Internet de banda ancha en 2022. En algunos países, como Costa de Marfil y Uganda, la gente trabaja una media de 2 semanas para poder permitirse el paquete de Internet de banda ancha fija más barato.

La misma tendencia se observó el año pasado. Con la inflación actual, la presión sobre los hogares de bajos ingresos que necesitan Internet es aún más fuerte. El estudio de Surfshark también reveló que los países con peor conexión a Internet son los que más tiempo tienen que trabajar para conseguirla.

Los mejores y peores países para vivir según la calidad de vida digital

En general, 7 de los 10 países con mayor puntuación se encuentran en Europa, cosa que lleva sucediendo los últimos tres años. Israel ocupa el primer puesto en el índice DQL de 2022, desplazando a Dinamarca al segundo lugar tras su liderazgo de dos años. Alemania ocupa el tercer lugar, y Francia y Suecia completan los cinco primeros puestos de las 117 naciones evaluadas. La RD del Congo, Yemen, Etiopía, Mozambique y Camerún son los cinco últimos países.

A nivel regional, Estados Unidos destaca en el continente americano como país con mayor calidad de vida digital, mientras que Israel ocupa la primera posición en Asia. Entre los países africanos, los sudafricanos son los que más calidad de vida digital tienen. En Oceanía, Nueva Zelanda se sitúa a la cabeza superando a Australia en varios ámbitos digitales este año.

La investigación del DQL 2022 examinó a más de 7.200 millones de personas en relación con cinco pilares básicos y 14 indicadores de apoyo que proporcionan una medida exhaustiva. El estudio se basa en la información de libre acceso de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, Freedom House, la Unión Internacional de Comunicaciones y otras fuentes. El estudio de este año incluye siete (6 %) países más que el DQL de 2021, la mayoría de los cuales son países africanos.

Se puede consultar el informe final sobre la calidad de vida digital en 2022 y una herramienta interactiva de comparación entre países aquí: https://surfshark.com/dql2022