Un 14% de padres españoles, de acuerdo con que sus hijos sean influencers en las RRSS

El resultado global de un estudio impulsado por MoneyTransfers.com entre padres españoles es mayoritariamente contrario a que sus hijos inclinen su perfil laboral a ser influencers en las redes sociales, casi la mitad de las respuestas. Sin embargo, no deja de ser significativo que un 14% de esos padres sí lo ven adecuado.

Es más, comparativamente, en países como Alemania, casi un tercio de los padres (28%) está de acuerdo de que sus hijos elijan esta profesión, y en Suecia, casi una cuarta parte de los padres (23%) lo aprueba.

La actitud de desaprobación hacia los roles de influencers en España podría explicarse por el hecho de que el país todavía se ve como un sector laboral emergente en la adopción de prácticas de marketing, y por tanto en la profesión de influencers, en comparación con países como Alemania y los países nórdicos.

Por esta razón, una carrera de influenciador en las redes sociales resulta menos lucrativa en España que en otros mercados que tienen un mayor desarrollo de la profesión, lo que hace que esta ocupación poco convencional no resulte atractiva para muchos padres.

A los participantes se les preguntó: “En un contexto sin pandemia de coronavirus, en términos generales, ¿estarías de acuerdo con que tus hijos trabajaran como influencers?”. La pregunta obtuvo una variedad de respuestas, algunas más sorprendentes que otras. Por ejemplo, las 5 profesiones favoritas de los padres son médico, arquitecto, abogado, científico o directivo.

De todas las ocupaciones enumeradas en la encuesta, las personas influyentes de las redes sociales generalmente aparecen en un lugar inferior, en relación con los trabajos que los padres no desean para sus hijos, solo superado por profesiones como minero, conductor de camión y trabajador de fábrica.

Deseando comprender cómo los países perciben las diferentes profesiones, MoneyTransfers.com recopiló información en este informe utilizando datos internacionales de YouGov, a partir de los comentarios de 22.000 participantes de 16 países.