SpaceX amplía otra vez la red de satélites de la red Starlink

Lanzamiento de las Starlink. Cortesía de @SpaceX en Twitter.

SpaceX vuelve a tener éxito en una nueva misión de su Falcon 9. Y es que la compañía liderada por Elon Musk ha enviado al espacio 58 satélites de su proyecto Starlink que tiene como objetivo crear una red de Internet de alta velocidad a nivel mundial.

El cohete Falcon 9 ha sido otra vez el encargado de poner en órbita estos satélites acompañados de tres satélites de observación de la Tierra Skysat.

El lanzamiento ha tenido lugar en la plataforma de lanzamiento 40 de la base de Fuerza Aérea de Estados Unidos en Cabo Cañaveral, en Florida, y estos 58 nuevos satélites se unirán a los anteriores, sumando un total de 540 satélites que se encuentran ahora mismo orbitando alrededor de la Tierra y que comenzaron a lanzarse en mayo del año pasado.

El Falcon 9 volvió a la Tierra posándose en una plataforma flotante sobre el Atlántico tras haber puesto en órbita estos satélites que pretenden dotar de conexión a Internet a diferentes puntos del mundo, especialmente donde es más complicado su acceso.

SpaceX sigue así con los éxitos en sus misiones espaciales que han sido cada vez más frecuentes. De hecho, hace sólo unas semanas la compañía liderada por Elon Musk puso en órbita otros satélites para el mismo proyecto de Internet universal, sin olvidar la exitosa misión con astronautas que SpaceX hizo con la NASA, convirtiéndose en el primer viaje espacial tripulado desde suelo estadounidense a la Estación Espacial Internacional desde 2011.

Ahora bien, estos días SpaceX ha estado muy ocupada. El cohete Rocket Lab de esta compañía despegó con cinco satélites pequeños justo antes de la nueva misión del Falcon 9. Esta misión se había bautizado como ‘Don’t Stop Me Now’ y tenía como finalidad llevar tres satélites clasificados para la Oficina Nacional de Reconocimiento de los Estados Unidos, el cubesat ANDESITE construido por Boston University bajo la iniciativa de lanzamiento CubeSat de la NASA y el satélite de comunicaciones M2 Pathfinder, que se trata de una colaboración entre el Canberra Space de la Universidad de Nueva Gales del Sur y el gobierno australiano.

Esta misión ha sufrido algunos percances hasta que ha sido completamente exitosa. De hecho, estaba planeada para marzo, pero tuvo que ser retrasada por la crisis del coronavirus.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.