Tesla vende parte de sus bitcoins, ganando unos 100 millones de dólares

El fabricante de automóviles eléctricos Tesla ha superado con creces las expectativas de Wall Street en relación a los ingresos registrados a lo largo del primer trimestre, impulsado por un aumento en las ventas de créditos ambientales a otros fabricantes de automóviles y también a la venta de algunos bitcoins que tenía en propiedad la compañía fundada por Elon Musk.

En concreto, Tesla ha vendido el 10 por ciento de sus bitcoins a lo largo del primer trimestre del ejercicio financiero, según ha explicado el director financiero de la marca, Zachary Kirkhorn, en declaraciones recogidas por Reuters.

En concreto, Tesla ha informado de que las ganancias de las ventas de activos digitales fue de unos 272 millones de dólares, con un impacto positivo de 101 millones de dólares.

Eso sí, Tesla no ha renunciado del todo a las bitcoins, ya que como ha señalado el director financiero “creemos a largo plazo en el valor del bitcoin”. Pero se han tenido que desprender de unos pocos, aunque la intención de la compañía es “mantener lo que tenemos a largo plazo y continuar acumulando bitcoins de las transacciones de nuestros clientes a medida que compren vehículos”, Kirkhorn ha incidido.

El fundador de Tesla ha prometido, a través de su cuenta de Twitter, donde normalmente suele anunciar y comentar las últimas novedades del sector tecnológico, que las bitcoins que tiene, de manera personal, no han sido vendidas.

En cuanto a los datos financieros del primer trimestre del año, Tesla ha salido bastante bien parada. Y es que ha ganado 518 millones de dólares por la venta de créditos ambientales, lo que supone un 46 por ciento más que el año anterior. Esta compañía gana créditos por exceder los estándares de emisiones y economía de combustible y los vende a otros fabricantes de automóviles que se quedan cortos.

A lo largo de este primer trimestre, Tesla ha registrado récord de entregas de automóviles a pesar de que se ha experimentado una escasez de chips a nivel mundial, que ha golpeado también a otras compañías rivales. 

A pesar de esta circunstancia, Tesla tiene que enfrentarse todavía al desafío de estar a la altura de su valoración y gestionar las expectativas.

De acuerdo con Tesla, se han podido solventar los problemas de escasez de suministro de chips cambiando a otros nuevos chips mientras se desarrollaba un software para chips fabricados por nuevos proveedores.

La media en el precio de venta de los automóviles Tesla ha caído un 13 por ciento en dicho periodo, debido a que la producción de los vehículos más caros, los Model S y Model X se detuvo antes de las últimas actualizaciones más importantes.

Eso si, Tesla ha señalado que los costos en la producción de sus vehículos han disminuido, llegando a los 38.000 dólares, que en comparación con los 84.000 dólares de 2017 es un gran avance.

Tesla enfrenta el futuro con optimismo, ya que le queda por delante la entrega de su nuevo Model S, que tendrá lugar el próximo mes.

En relación a los ingresos, Tesla ha experimentado un aumento considerable, llegando a los 10.390 millones de dólares

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.