Zoom admite que algunos videochats fueron enrutados por servidores en China

Zoom logo, cortesía de Zoom Facebook.

Zoom, la plataforma de comunicación que está siendo todo un éxito durante la crisis del coronavirus al permitir realizar videoconferencias y videollamadas entre trabajadores y amigos, vuelve a estar en el ojo del huracán en relación a la privacidad. Y es que la compañía ha admitido que algunas de las videoconferencias hechas con su servicio han sido enrutadas por sus servidores en China.

Así lo demuestra una investigación realizada por Citizen Lab, de la Universidad de Toronto, en la que se informaba de que las llamadas entre ciudadanos de Estados Unidos atravesaron servidores en China. Pero no sólo eso, sino que también las llaves de cifrado usadas para realizar la videoconferencia también se realizaron por las mismas vías.

Tal y como indica TechCrunch, hay que recordar que Zoom no está encriptado de extremo a extremo, como ocurre con otras apps como WhatsApp, por lo que la compañía controla las claves de encriptación y, por tanto, puede acceder al contenido de las llamadas de sus clientes.

Ahora bien, Zoom explicó en una nota de prensa en su blog oficial que ha implementado controles internos “robustos y validados para evitar el acceso no autorizado a cualquier contenido que los usuarios compartan durante las reuniones”.

Sin embargo, desde este medio se advierte de que no sucede lo mismo con las autoridades chinas, que podrían exigir a Zoom que entregue cualquier clave de cifrado en sus servidores en China para facilitar el descifrado del contenido de las llamadas.

Zoom ha asegurado que han arreglado el problema y que no seguirán enrutando las llamadas hechas fuera de China hacia centros de datos en el país asiático. También ha asegurado que aquellas personas en el gobierno estadounidense que usan sus servicios no han sido afectados por este problema.

Bill Marczak, de Citizen Lab, ha indicado en declaraciones recogidas por TechCrunch, que con el aumento del uso de Zoom el intento de conseguir datos sensibles accediendo sin autorización a las llamadas empieza a aumentar considerablemente.

Debido a todos estos problemas de privacidad de Zoom, muchos empresarios han prohibido su uso entre sus empleados, como es el caso de Elon Musk para los empleados de SpaceX. Lo mismo han hecho la NASA y el FBI.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.