Zoom cede a las exigencia de China y bloquea a algunos usuarios

Zoom, cortesía de @zoomvideocommunications (Facebook)

Zoom se ha convertido en una de las herramientas más utilizadas en tiempos de confinamiento por el coronavirus. Pero ha tenido sus más y sus menos, ya que ha sido criticada por la falta de seguridad de su plataforma de videollamadas y ahora está en el punto de mira por haber bloqueado a determinados usuarios en China.

Según explica la compañía en su web oficial, durante la cuarentena, concretamente entre mayo y principios de junio, el gobierno chino se comunicó con ellos refiriéndose a cuatro reuniones públicas que se estaban realizando a través de Zoom. Parece ser que algunos usuarios chinos habían convocado a una reunión online para tratar el tema de las protestas de Tiananmen, algo que está prohibido en el país asiático. El gobierno chino exigió entonces a Zoom que acabara con las reuniones y con las cuentas de sus anfitriones. 

Zoom explica que una de las reuniones que se había pedido el tomar medidas, la compañía optó por mantenerla sin interrupciones ya que en ellas no había ningún participante de la China continental. En dos de las cuatro reuniones a las que se refería el gobierno chino, un equipo de Zoom asentado en Estados Unidos examinó los metadatos a lo largo de la reunión y confirmó que un número considerable de los participantes eran de China continental.

Como Zoom no tiene la posibilidad de retirar a los participantes de una reunión o bloquear a los usuarios de determinados países, desde la compañía se decidió acabar con estas reuniones y se suspendieron las cuentas de los anfitriones asociadas a tres reuniones, aunque estas cuentas pertenecían a usuarios de fuera de China. 

Esta medida no sentó nada bien, sobre todo entre los usuarios que están a favor de la libertad de expresión, de ahí que Zoom haya admitido su error y ha asegurado que se han restablecido las cuentas de esos tres usuarios, que estaban ubicados en Hong Kong y dos en Estados Unidos. 

Por todo ello, desde Zoom han tomado una nueva decisión que parece que va a marcar un rumbo en su espíritu de empresa, la de no permitir que “las peticiones del gobierno chino afecten a nadie fuera de la China continental”, por lo que están trabajando en la creación de una tecnología que permita eliminar o bloquear a los usuarios en función de su situación geográfica. 

La intención es, según Zoom, “cumplir con las peticiones de las autoridades locales cuando determinen que la actividad en nuestra plataforma es ilegal dentro de sus fronteras”, pero pudiendo ofrecer dichas conversaciones a los participantes de fuera de ese país, donde la actividad sí que está permitida.

Asimismo, desde Zoom han insistido en que no se proporciona ninguna información de usuario o contenido de una reunión al gobierno chino. 

Zoom sigue al alza sobre todo tras convertirse en una herramienta esencial para la comunicación personal y profesional durante el confinamiento. Y es que está presente en más de 80 países y sigue expandiéndose. 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.