Zuckerberg planta al Parlamento británico

Mark Zuckerberg, cortesía de Facebook

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha dejado plantado al comité digital, de cultura, medios y deporte del Reino Unido que le había pedido su comparecencia para dar explicaciones sobre los numerosos escándalos que ha sufrido la red social.

Zuckerberg tenía que comparecer a petición de este comité británico compuesto por políticos de nueve naciones para responder a las preguntas sobre los problemas a los que se ha tenido que enfrentar su red social en relación a la seguridad informática y a la filtración de datos. Pero Zuckerberg decidió no comparecer para dar este tipo de explicaciones, lo que ha provocado un gran revuelo entre los políticos integrantes de dicho comité. El más duro ha sido el regulador canadiense, Charlie Angus, que ha criticado que “mientras estamos jugando en nuestros móviles y aplicaciones, nuestras instituciones democráticas han sido trastocadas por unos chicos millonarios de California”.

Medios británicos han informado de que el parlamento se ha hecho con el poder de documentos que tienen información sobre las decisiones tomadas por Facebook que llevaron al escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos que afectó a 87 millones de usuarios.

En este sentido, Damian Collins, que se encarga de liderar una investigación parlamentaria sobre las fake news y la desinformación, mencionó estos mails internos de Facebook confiscados a la empresa Six4Three en los que se dice que un ingeniero de Facebook notificó a la empresa en octubre de 2014 que direcciones IP rusas estaban accediendo diariamente a 3.000 millones de puntos de información en la red, es decir, que estaban accediendo a datos de la plataforma.

Por su parte, Facebook indicó que tras el aviso de este ingeniero se investigó el caso y se concluyó que no se encontró ninguna prueba de actividad rusa sospechosa.

El escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos ha sentado muy mal a la compañía liderada por Zuckerberg ya que, aparte de perder credibilidad en cuanto a seguridad se refiere, también lo ha hecho al perder valor en las acciones de la empresa en Bolsa, que en su momento cayeron considerablemente tras salir a la luz este escándalo.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.