Twitter retrasará el relanzamiento de la verificación de cuentas o tick azul

Rate this post

Una de las medidas más controvertidas introducidas por Elon Musk cuando llegó al poder de Twitter fue la de pagar por conseguir el tick azul que identifica a  una cuenta como oficial. Fue la primera impuesta por el magnate pero su introducción en la red social de microblogging ha sufrido muchos retrasos y parece que no va a estar disponible cuando se esperaba. 

Y es que el fundador de Tesla y SpaceX ha decidido posponer aún más su servicio de suscripción para conseguir el tick azul o Blue Verified “hasta que haya una gran confianza en detener la suplantación de identidad”, ha señalado Musk en su cuenta oficial, donde normalmente realiza todos los comunicados sobre los vaivenes de la empresa.

Asimismo, Musk ha informado de que “probablemente usaremos una verificación de color diferente para las organizaciones y para las personas”.

Este tick azul, que confirmaba que una cuenta era oficial, se reservaba anteriormente a cuentas verificadas de políticos, personalidades famosas, periodistas y otras figuras públicas. 

A principios de este mes se lanzó una opción de suscripción que estaba abierta a todos los que quisieran pagar por ocho dólares al mes que también permitía hacerse con este preciado tick azul.

Hay que recordar que Twitter había puesto en standby su servicio de suscripción de ticks azules por ocho dólares al mes como se había anunciado a bombo y platillo al ver cómo las cuentas falsas proliferaron y dijo que el codiciado servicio de suscripción se lanzaría el próximo 29 de noviembre, es decir, a la semana que viene. 

Twitter sigue así con su camino después de que Elon Musk llegara al poder y revolucionara la empresa. Desde que se produjo la compra oficial de la compañía, por 44.000 millones de dólares, Musk ha introducido muchas novedades que han estado en boca de todos, desde el despido de una gran cantidad de ejecutivos de Twitter hasta el ultimátum que dio a sus empleados de darlo todo y trabajar muchas horas para poder sacar adelante su proyecto de red social. Tanta ha sido la presión, que cientos que empleados de Twitter decidieron dejar sus puestos de trabajo porque no podían seguir con la presión.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.