3 pequeñas razones por las que no deberías emprender y un solo gran motivo por el que sí debes hacerlo

3 pequeñas Razones por las que no deberías emprender y un solo gran motivo por el que sí debes hacerlo
Emprender está de moda,  mucha gente vive pensando en tener un negocio propio, sueñan con tiempo libre, tiempo para su familia, libertad financiera, ser su propio jefe y muchas otras cosas que nos venden por allí. A pesar de eso un alto porcentaje de personas no se decide a empezar, otros en tanto lo hacen pero por las motivaciones incorrectas  y con expectativas irreales, lo que lleva a que la situación posterior a la decisión sea más triste aun que la realidad actual.¿Por qué emprender?, ¿hay alguna motivación que sea correcta? Te quiero hablar hoy de 3 razones por las que no sería bueno emprender y darte 1 muy clara por la que si debieras hacerlo. Aquí vamos.

 

Por Dinero

¡Un momento!, ¿Como que ese no es un motivo para emprender?,  así tal cual lo lees, ese no puede ser lo que te mueva, te explico por qué.Si tu objetivo final es ganar dinero perderás el foco y el tiempo, te involucrarás en negocios en los cuales no tengas necesariamente idea alguna sobre cómo funcionan, por el simple hecho de que supuestamente traen dinero. Un caso clásico de eso se puede observar en el altísimo indice de búsquedas en google como “Iniciar un negocio sin dinero”, “Ganar dinero desde casa”, “Ideas de negocio rentable” y muchos otros.El dinero es importante es cierto, pero no puede ser el fin en sí mismo, puedes ganar dinero haciendo muchas actividades, incluso es probable que tu trabajo actual te de dinero suficiente, sin embargo ese no puede ser el motor para emprender.

Por Escapar de tu trabajo actual

Levantarse todos los días para ir a trabajar a un lugar que no te gusta debe ser de las sensaciones más penosas de la vida, tener que estar en ese lugar de 09:00 a 18:00 hrs cada día, haciendo algo que no disfrutas realmente destruye el alma. Sin embargo, por muy cierto que sea esto, no puede ser lo que te motive a emprender.

Escapar de la situación actual en la que te encuentras como un fin en sí mismo puede nublarte un poco. En primer lugar que no te guste tu actual empleo no significa que emprender necesariamente sea el camino, más bien significa que no disfrutas lo que haces y la respuesta a ese problema no se encuentra necesariamente en emprender, podría haber otras opciones:

  1. Cambiar de Empleo: Si tu trabajo actual no te gusta puede significar que debes buscar nuevos horizontes, en otra compañía, que llene tus expectativas, quizá simplemente cumpliste un ciclo en el lugar donde estas hoy.
  2. Cambiar tu empleo: No es lo mismo que el punto 1, a veces los cambios pueden estar más cerca de lo que pensamos, quizá solo pase por hablar con tu jefe y plantearle tu situación para contarle que estas buscando nuevos desafíos.

Porque parece una vida más fácil

Este es un clásico y los medios de comunicación tienen una alta cuota de responsabilidad en esto. La típica historia del emprendedor que se convirtió en millonario o ahora es dueño de una gran compañía cuando comenzó vendiendo chicles en las micros nos cautiva a todos y es cierto, esas historias son reales, pero muchas veces omiten el largo camino que ocurrió entre el origen  de la historia y la situación actual.

La vida de un emprendedor no necesariamente es más sencilla, se trata de lidiar con clientes que no te pagan a tiempo, conseguir nuevos proyectos, responder por el salario de otras personas ante que el tuyo y muchas otras responsabilidades más.

El camino del emprendedor es muchas veces duro, no siempre hay vacaciones al comienzo, no te invitaran a contar tu historia en universidades o pasaras de café en café con tu computadora cerrando negocios, al menos no en un comienzo. Así que si tu vida actual, con un trabajo de 09:00 a 18:00 es más sencilla, te da tiempo para la familia  u otras prioridades, no uses tu situación actual como motor para emprender.

Porque te sentirías feliz haciendo eso

Hay una sola razón más importante por la que tu deberías emprender: “Porque serás feliz haciéndolo”.

  • Si eres feliz emprendiendo tu negocio no te importará trabajar largas horas, velar por el sueldo de otros antes que el tuyo, no tener vacaciones en un comienzo, lidiar con clientes que no quieren pagar ni mucho menos.
  • Si eres feliz emprendiendo tu negocio, no te importará levantarte más temprano de lo que haces actualmente e irte a dormir del último en casa, porque lo harás con una sonrisa.
  • Si eres feliz emprendiendo tu negocio, llegará el dinero, no sé si a manos llenas, pero lo suficiente para completar esa felicidad de estar haciendo lo que amas.

De eso se trata la vida, de sentirse realizado, quizá eso para ti sea trabajar en una gran compañía, no hay nada de malo en eso, quizá para ti sea trabajar como profesor en medio de la selva de borneo o tal vez sea iniciar tu propia empresa, disfruta la vida, se feliz, ama lo que haces, esa es la única razón válida para emprender lo que quieras.

Cuéntame en los comentarios sobre tu experiencia sobre este tema, ¿Ya haces lo que amas?, seguro tu historia será de ayuda para todos.

Si quieres ampliar un poquito este tema, haz click en este link, habla sobre esto de hacer lo que te apasiona.

Carlos Astudillo Jamett
Ingeniero en Informática. Certificado en Desarrollo de Aplicaciones Lotus Notes, Apasionado por la tecnología y el emprendimiento. Creador del portal Geeklancers donde comparto consejos útiles para freelancers, autónomos y emprendedores que quieren aumentar sus ingresos y consolidar su independencia. Me he desempeñado como Supervisor de Soporte Tecnológico, Docente, Desarrollador Freelance y por cuenta ajena.

No hay comentarios

Dejar respuesta