AXA ofrece un seguro especial para emprendedores

AXA ofrece un seguro especial para emprendedores

Crear una nueva empresa no es una tarea fácil. Se necesita financiación, un proyecto de negocio, trabajadores, muchas horas dedicadas a la compañía y aún así, pueden surgir múltiples problemas que pueden dificultar el desarrollo de la iniciativa y de su buen funcionamiento una vez puesta en marcha.

Los emprendedores se pueden enfrentar, entre otras cosas, a problemas de incumplimiento involuntario de la protección de datos o reclamaciones por daños causados a terceros, o simplemente que la empresa tenga un virus en su sistema informático y uno de sus clientes reclame que ha sido infestado y perjudicado.

Por ello, es aconsejable que toda empresa cuente con un seguro que ayude a solventar este tipo de situaciones y así poder despreocuparse de que un incidente de este tipo pueda ralentizar y perjudicar el desarrollo del negocio. Una de las aseguradoras que ofrecen un servicio especial para emprendedores es AXA, que ofrece un servicio que cubre este tipo de problemas y que junto al Grupo Martí está apostando por convertirse en asesores de este tipo de compañías. Por 199 euros se cubre lo más esencial para la puesta en marcha y el desarrollo de la startup y además mantienen esta prima durante los tres primeros años de vida.

Así, en el caso de las reclamaciones de terceros en caso de incumplimiento involuntario de la Ley de Protección de datos, se cubre hasta un importe de 100.000 o 200.000 euros a elección del cliente, y si se recibe una multa por este mismo motivo, AXA indemniza al usuario por ésta primera sanción hasta un importe de 60.000 euros.

En cuanto a las reclamaciones por daños causados a un tercero durante el desarrollo de la actividad empresarial, como por errores o fallos en los productos comercializados, se cubre hasta un límite de 100.000 o 200.000 euros a elegir, y los daños causados a un tercero por error o defecto en los productos o servicios comercializados, AXA indemniza hasta un límite de 100.000 o 200.000 euros a elegir.

También puede ocurrir que los clientes de una startup que se encarga de su asesoramiento puedan salir perjudicados por estos consejos, y en este caso AXA indemniza hasta un límite de 100.000 o 200.000 euros.

Otro de los problemas a los que se puede enfrentar un emprendedor es el tener un accidente que le impida seguir trabajando. En esta situación, AXA indemniza al usuario con hasta 12.000 euros para que así el empresario pueda afrontar los gastos fijos de la compañía.

No hay comentarios

Dejar respuesta