La ‘marca personal’, la primera firma del periodista

complu 3
Reportaje fotográfico: Luis Miguel Belda/TodoStartups)

Si los centros educativos de Secundaria son almacenes donde las hormonas compiten entre sí por confundir a unos alumnos que balbucean cuando se les pregunta qué quieren ser de mayores, las universidades son ya el escenario que identifica a cada joven en aquello en lo que, salvo error u omisión, ocupará la mayor parte de su tiempo de adulto, y que le permitirá pagar las facturas.

La Facultad de Periodismo de la Universidad Complutense acogió este martes el VI Congreso ProCom de Periodismo 2.0 Autónomo y Freelance, que convoca la Asociación de Profesionales de la Comunicación, y durante el cual se habló de la inseguridad que define el momento actual de este sector, de la crisis que parece perpetua en sus redacciones, pero también del campo nuevo que Internet ha abierto a unos incipientes periodistas que, ciertamente, habrán de cambiar el chip vinculado al modelo tradicional de la información.

complu 1

De la mano de gurús, tanto profesionales como académicos, de la talla de Fernando Peinado, Lorenzo Amor, Carmen Pérez de Armiñán, Eulogio López, Juan Zafra, Carlos Fernández, Lola Rodríguez Barba, Gloria Lomana o Roberto Real, cientos de estudiantes se empaparon (también de la lluvia que cayó esa tarde en Madrid) de las posibilidades, y no pocas, de encontrar una solución a su incierto futuro profesional.

Probablemente, fuera el periodista y director del programa ‘Emprende’, que emite TVE, Juanma Romero, quien más acertó al describir el primer desempeño de todo joven periodista en su carrera profesional: la primera ‘firma’ del nuevo periodista no es la de su primera noticia, sino la que representa su propia ‘marca personal’. En este contexto, ninguna duda para Romero de que el periodista que busca su primer empleo debe estar presente en Linkedin, “la red profesional más importante del mundo”.

complu 2

A su juicio, “a la hora de buscar un empleo serio, hay que acudir” a esta red social. Es más, en estos tiempos en que las redacciones se vacían, el nombre de uno y su equipaje se convierten en la primera referencia, en esa ‘marca personal’: “Si fuera periodista, compraría el dominio de mi nombre, registraría la patente, porque a través de nuestra marca personal es como nos perciben los demás y como queremos que así sea”, subrayó el director de ‘Emprende’.

La figura del periodista por cuenta ajena está en desuso. En el mejor de los casos (que es para muchos el peor), las empresas informativas cambian los cromos para llegar a final de mes: un veterano despedido por dos recién licenciados por el mismo precio, o menos. Pero lo cierto es que las nuevas generaciones de periodistas tienen más opciones buscando sus propias habichuelas que esperando que le devuelva la llamada el director de un medio tradicional.

Es en ese momento en que debe aflorar el emprendimiento como “actitud”, según Bárbara Yuste, autora de ‘Emprender en periodismo’, pues la aptitud es algo que se aprende con la experiencia. Yuste es, con todo, optimista y traslada esa esperanza a los jóvenes estudiantes de Periodismo a los que ‘enseña’ que “un mundo más competitivo y global como el actual lo que exige son profesionales totalmente diferentes a lo que se conocía” hasta ahora. Profesionales con “destrezas diferentes a las tradicionales”, lo que no significa el fin: quizás, todo lo contrario, el comienzo de un periodismo nuevo.

complu 4

Quién sabe si ese nuevo periodismo continuará la estela del polémico ‘El Rubius’, ese ‘youtuber’ capaz de cuadruplicar la cifra de seguidores del medio de comunicación más relevante del país y por quien se ha interesado nada menos que el Grupo Bertelsmann, uno de los grandes de la comunicación mundial, según les contó, en ese mismo Congreso, Óscar Espiritusanto, fundador de Periodismociudadano.com. “El contenido (de El Rubius) puede ser mejor o peor, pero está enganchando”, advirtió.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups

No hay comentarios

Dejar respuesta