Arcadina: Un modelo de negocio SaaS para fotógrafos

¿Cómo puede ayudar el modelo SaaS a alguien que está emprendiendo? Arcadina es una joven empresa valenciana que ha apostado por un modelo de negocio SaaS basado en el pago de una suscripción mensual o anual de sus usuarios, de los cuales un 99% de ellos son fotógrafos profesionales y amateurs.

Esta empresa se ha reinventado a sí misma varias veces, pero siempre dentro del sector de la fotografía. En nuestros inicios lanzamos un software de gestión para tiendas y estudio de fotografía, y luego llegaron otros proyectos. Pero pronto vimos que el futuro del negocio fotográfico estaba en internet y desde entonces decidimos centrar todos nuestros esfuerzos en un único producto: las webs para fotógrafos.

Debido a nuestros años de experiencia inversos en un modelo de negocio Saas, queríamos compartir con los lectores algunos consejos útiles para aquellos emprendedores que tienen en mente iniciarse en este modelo de negocio que, como podéis observar, con una estructura, inversión inicial, idea y paciencia, se puede consolidar el proyecto deseado.

El crecimiento de tu negocio no tiene límites

La gran ventaja de un modelo SaaS es la escalabilidad, es decir, tu proyecto puede crecer todo lo necesario, siempre y cuando la infraestructura la tengas preparada para ello. En nuestro caso que movemos millones de fotografías profesionales de nuestros clientes, hemos confiado en el servicio Amazon AWS para el almacenamiento de las imágenes.

De esta forma si nuestro servicio aumenta en usuarios web y por lo tanto aumenta el almacenamiento de imágenes, con AWS el crecimiento del espacio web disponible es también automático y nunca nos supondrá un problema. Luego hay otros temas técnicos y de sistemas que debes tener controlados, como el rendimiento del servicio web, que debe ser óptimo aunque haya un gran número de usuarios conectados.

En nuestro caso, actualmente contamos con clientes en España, Italia y la mayoría de países de habla hispana. Pero nuestro próximo objetivo es ampliar nuestros servicios a los mercados de Portugal y Brasil, para así convertirnos en un referente en este tipo de servicios web y finalmente dar el salto al mercado anglosajón.

Colchón financiero: la inversión inicial es importante

Si como emprendedor te decides finalmente por un modelo de negocio Saas, te recomendamos que dispongas de un buen colchón financiero, que puede pasar por pedir un préstamo al banco, buscar dinero entre la familia, buscar inversores que crean en tu proyecto, o todo ello junto.

Debes saber que el camino es un poco largo y que al principio tendrás que centrarte al 100% en crear una mínima versión viable del producto y presentárselo enseguida a posibles clientes, para recoger su feedback y seguir ajustando el producto.

Es importante presentar un producto con un nivel de calidad elevado, ya que estás creando un servicio web de la nada y tus posibles clientes te van a demandar un alto nivel de calidad y un producto necesario, aún más en internet donde cualquier proyecto de cualquier rincón del mundo puede hacerte la competencia.

En nuestro caso, no contamos con inversores, puesto que para nuestro negocio era más importante conseguir un crecimiento orgánico, lento pero seguro, pero acertando. Además sin inversores nos demostramos que éramos capaces de crear un negocio rentable y una vez que conseguimos un crecimiento atractivo, es más fácil convencer a inversores de peso que confíen en nosotros.

Bajo nuestra experiencia el primer año o el tiempo que sea necesario, no deberías obsesionarte con conseguir clientes, sino más bien en afinar el producto, los servicios que quieres ofrecer y una vez que tengas un mínimo de producto viable (MVP de sus siglas en inglés) es cuando deberías empezar a plantearte cuál es la estrategia comercial y de marketing de tu proyecto para empezar a crecer en facturación.

Mejoras y respuestas inmediatas

Otra gran ventaja de un modelo de negocio SaaS es que las mejoras que realices en tu servicio web las podrán disfrutar tus clientes de forma inmediata, al tratarse de un servicio online. Y sin que tu cliente tenga que hacer nada. Eso hace a los servicios SaaS más atractivos y dinámicos que el clásico software de sobremesa, del que tienes que estar continuamente descargando las mejoras e instalando las actualizaciones, lo cual es una pérdida de tiempo y una fuente de problemas.

Además, esta ventaja nos ha permitido ofrecer un servicio de soporte especializado de 24 horas al día, los 365 días del año. Este modelo de negocio te ofrece la oportunidad de tener un servicio técnico capaz de contestar dentro de las primeras 24 horas, incluido domingos y festivos.

Buena financiación para contar con un equipo de profesionales cualificados

Emprendiendo en un modelo de negocio SaaS reduce los costes debido a su escalabilidad, como hemos mencionado anteriormente, pero seguramente pase un tiempo hasta que se produzca el famoso “break even”, ese punto donde los ingresos superan a los gastos. Es cierto, que una vez llegue ese momento tus ingresos crecerán mucho más rápido que tus gastos, lo que siempre se ha llamado una economía de escala, que en un modelo de negocio SaaS se cumple al 100%.

Pero mientras alcanzamos ese punto de “break even”, volvemos a recomendar la importancia de la financiación al empezar, sobre todo para poder disponer de un equipo de profesionales de cierto nivel técnico y que cubran bien las diferentes áreas técnicas del proyecto. Ese equipo es el que podrá hacer crecer el proyecto a nivel de excelencia necesario para alcanzar su rentabilidad.