Metabase Q identifica estafa a usuarios de criptomonedas mediante Twitter

Rate this post

La organización de ciberseguridad en América Latina Metabase Q identificó lo que sería una nueva estrategia de estafa mediante Twitter, que afecta a usuarios de las criptomonedas que buscan soporte técnico.

A la par que el empleo de las criptomonedas y criptoactivos crece, aumentan también los riesgos para quienes las empleen, que pueden ser víctimas de ciberdelitos si no tiene en cuenta medidas de seguridad.

El sitio InfoChannel indica que Metabase Q investigó una novedosa forma de estafar a usuarios de criptomonedas que buscan soporte técnico a través de Twitter y que caen víctimas de la confianza.

“A pesar de varias protecciones rigurosas en Twitter y la suspensión constante de cuentas debido a conductas inapropiadas, el modus operandi de atacantes a través de la ingeniería social es simple, pero es uno de los más difíciles de combatir, ya que se aprovecha de la carencia de sentido común y conocimiento de ciberseguridad de las personas”, informa el reporte.

Una de las principales debilidades radica en la premura de muchas personas que buscan una respuesta rápida para sus problemas de inversiones financieras.

Como requieren atención de forma expedita, “aprovechándose de la generación de respuestas automáticas (bots) a través de la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API) de Twitter, actores maliciosos pueden monitorear palabras clave específicas en tweets de personas que piden ayuda con sus criptomonedas y responden a las consultas de sus víctimas en cuestión de segundos, engañándolas para obtener la información de sus cuentas a través de técnicas de ingeniería social”, explican.

Para combatir estos delitos de ciberseguridad, Metabase Q creó un algoritmo llamado Spotter, que puede buscar “a través de los tweets más recientes de varias cuentas oficiales de monederos de criptomonedas y filtrar los tweets sospechosos que contienen ciertas palabras clave. Spotter es fiable para encontrar múltiples tweets que pretenden robar criptomonedas con un margen mínimo de error”.

El fenómeno del aumento de los ciberdelitos no es privativo solo de las criptomonedas, pues países como Panamá y Perú viven un crecimiento desmedido de estos, al punto de que los especialistas proponen incluir su estudio en programas docentes de toda la región, para preparar a la población.

Esta fue la propuesta que trascendió en el Foro de Seguridad de las Américas “La criminalización del Ciberespacio» -que se desarrolló en Ciudad de Panamá en abril pasado-, y que finalizó con la idea de incluir el estudio de este fenómeno en niveles iniciales del sistema regional de enseñanza.

Un reporte de Prensa Latina detalla que el director Regional de Crime Stoppers, Alejo Campos, “precisó a la prensa que la propuesta está dirigida a que sea política pública de los ministerios de Educación de los países de la región”.

A medida que se incrementan los ciberdelitos, lo hace también o debería la cultura en pos de la ciberseguridad, “el espacio cibernético es un nuevo dominio donde hay intereses humanos, en consecuencia, puede haber conflictos de intereses, ya sea entre los individuos o también entre los estados y organizaciones menores, como, por ejemplo, las empresas”, tal como detalla Nieves Balboa Mingo, docente y Coordinadora Académica de Formación no presencial del Área de Recursos Humanos de la Universidad UDIMA, centro educativo vinculado con la Fundación HERGAR, y directora del Máster Universitario en Seguridad, Defensa y Geoestrategia.

Además, la UDIMA ha creado  el Curso Monográfico de Implantación en Ciberseguridad que tiene el “el objetivo de alcanzar un conocimiento práctico que permita abordar la solución de problemas reales en materia de seguridad informática y seguridad de la información en empresas y de particulares, desde aspectos técnicos a aspectos organizacionales”.