Noticia Por Redacción Criptoeconomía Mzo 29, 2024

Tendencias de criptomonedas y tokenización para 2024

Un informe establece cuáles serán las tendencias para el próximo año, protagonizado por el halving del Bitcoin o el ETF de Ethereum, entre otras cosas

A lo largo del año pasado se han producido muchas transformaciones en el sector de las criptomonedas, destacando por la resiliencia y la continua evolución, sobre todo tras los retos como el colapso del exchange FTX. Todo el sector se ha volcado en implementar medidas regulatorias, enfocadas en restaurar la confianza de los usuarios y la industria en general. En este contexto, CommonSense, una startup de wealth-tech con sede en Barcelona, acaba de publicar un informe sobre las tendencias de criptomonedas y tokenización para 2024.

La comunidad ha mostrado una fortaleza y adaptabilidad notables, enfrentando desafíos como las acciones legales contra figuras prominentes y adaptándose a un entorno regulatorio más estructurado con iniciativas como la MiCA. Estos avances, no solo refuerzan la confianza de los inversores, sino que también preparan el terreno para una mayor adopción de las criptomonedas.

El creciente interés de los inversores institucionales y el impulso hacia la tokenización de activos del mundo real son claros indicativos de un sector en expansión. Las monedas estables, por su parte, han demostrado ser una solución eficaz en economías inestables, evidenciando el valor práctico de las criptomonedas.

El precio de Bitcoin en 2024, el año del halving

A medida que se acerca el halving de Bitcoin alrededor del 12 de abril de 2024, la especulación sobre el precio futuro irá en aumento, probablemente impulsada por la aprobación anticipada de ETFs de Bitcoin y la atracción de inversores institucionales. El informe sugiere una perspectiva positiva para Bitcoin, aunque con potencial de alta volatilidad. Predecimos que para el 31 de diciembre de 2024, el precio de Bitcoin no será menor de 35.000 dólares ni superior a 378.000 dólares.

Temporada de altcoins

Las altcoins son todas esas criptomonedas que no son ni Bitcoin ni Etherum. La temporada de altcoins es un período en el que las criptomonedas alternativas experimentan un aumento significativo en el rendimiento superando el crecimiento de Bitcoin.

El año 2023 ha sido el año de Bitcoin, donde alcanzó un rendimiento del 150 por ciento, por encima de la mayoría de los activos digitales de mayor capitalización, con pocas excepciones como Solana o Avalanche.

Bitcoin representa más de la mitad del rendimiento total del mercado, posicionándolo como el claro ganador ajustado al riesgo de 2023. Tomando como referencia un índice que excluye los activos de mayor capitalización (BTC y ETH), se puede observar que el rendimiento total ha sido del 65 por ciento. A pesar de ser un muy buena performance, este queda eclipsada por el increíble rendimiento de Bitcoin por encima del 150 por ciento anual.

Por otro lado, se puede ver que los períodos en los que Bitcoin supera al conjunto de monedas alternativas duran aproximadamente dos años.

Los encargados de este estudio creen que se está acercando lentamente al final de la temporada de Bitcoin y tanto 2024 como 2025 se perfilan para ser una 'Temporada de altcoins', por lo que comienza a tener sentido cambiar lentamente las carteras hacia apuestas más arriesgadas.

Ethereum vs Solana

A medida que aumenta la liquidez, el tribalismo en el espacio cripto se intensifica, particularmente entre Ethereum y sus competidores de Capa 1. A pesar de las mejoras en la escalabilidad de Capa 2 de Ethereum, persisten desafíos como la fragmentación de la liquidez y el complejo puenteo.

Recientemente, el significativo aumento en el valor de Solana ha intensificado su rivalidad con Ethereum, llevando a debates fervientes entre sus comunidades. Entender las perspectivas de cada grupo es esencial para navegar este dinámico paisaje.

El ETF de Ethereum

Tras la anticipada aprobación del ETF de Bitcoin, Ethereum está preparado para ser el siguiente candidato para un ETF debido a su sustancial interés institucional y rol fundamental en el espacio blockchain.

El trabajo regulatorio establecido por un ETF de Bitcoin probablemente impulsará la confianza del mercado y allanará el camino para el ETF de Ethereum, reflejando la maduración del mercado de criptomonedas y el significativo potencial y uso extendido de Ethereum.

En esencia, mientras Bitcoin se prepara para desarrollos cruciales, Ethereum podría pronto encontrar un resurgimiento en interés y valor, impulsado por cambios en el mercado y su modelo económico único.

Tokenización de Real World Assets

RWA significa "Activos del Mundo Real" (Real World Assets), lo que se refiere a activos tradicionales tokenizados en una blockchain.

Desde finales de 2022, se ha observardo un auge en la tokenización, que se ha fortalecido durante 2023. La tecnología blockchain es ideal para la transferencia de valor, por lo que se cree que a lo largo de 2024 se comenzarán a ver ejemplos cada vez más frecuentes de activos tokenizados.

Un ejemplo principal de la tokenización de activos reales son los bonos del Tesoro de EE.UU. Protocolos como Ondo Finance y Backed Finance permiten el acceso a este activo estrella, considerado la tasa libre de riesgo, con un rendimiento anual promedio del cinco por ciento en 2023. Combinan la accesibilidad y la composabilidad de los contratos inteligentes de Ethereum con los retornos 'libres de riesgo' de los T- Bills.

El estudio concluye que la tokenización de activos reales traerá una nueva forma de componer carteras de inversión y facilitará la diversificación en diferentes clases de activos subyacentes.

Una vez más, los activos digitales han demostrado resiliencia y están comenzando gradualmente a establecerse como excelentes diversificadores en carteras más tradicionales. En una comparación de dos carteras —una con la composición clásica de 60 por ciento en acciones/40 por ciento en bonos versus una cartera con 10 por ciento en Bitcoin— la última ha duplicado el retorno, mejorado el retorno ajustado al riesgo (Ratio de Sharpe) en un 100 por ciento, y reducido la correlación de la cartera en diez puntos.

En los últimos cuatro años, agregar un 10 por ciento de cripto a una cartera tradicional ha demostrado excelentes retornos ajustados al riesgo.

Recomendados
Deberías leer
Patrocinados