Las ofertas de empleo aumentan un 13,1%, aunque el trabajo es temporal y precario

El director general de Infoempleo, Jorge Guelbenzu, durante la presentación de los resultados del Informe Infoempleo Adecco este martes. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro 

Las ofertas de empleo en nuestro país han aumentado un 13,1%, concentrándose fundamentalmente en las Comunidades Autónomas de Madrid, Cataluña y País Vasco y en los sectores Servicios, Industria, TIC y construcción. A la hora de contratar, las empresas siguen buscando trabajadores con una experiencia de entre 3 y 5 años. A nivel formativo se siguen fijando en titulados universitarios, aunque los graduados en Formación Profesional están cobrando mayor importancia.

Estas son las principales conclusiones de la XXI edición del Informe Infoempleo Adecco, que fue presentado este martes en un acto en el Hotel NH Collection Madrid Colón que contó con la presencia de Yolanda Valdeolivas, Secretaria de Estado de Empleo. El documento, que supone una “completa radiografía de la situación del empleo en nuestro país”, analiza “más de un millón de vacantes, más de 300.000 ofertas de empleo y encuesta a más de 9.000 empresas y candidatos”, según fuentes de ambas empresas.

A raíz de los datos esbozados en el informe, Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, aseguró que 2017 fue “un año bastante positivo”. El crecimiento del 13,1% de la demanda demuestra que “está consolidándose ese crecimiento económico, lo que da esperanzas de que la economía española despierte”, consideró. De dicho crecimiento son responsables, en gran medida, Madrid, Cataluña y País Vasco, que concentran 6 de cada 10 ofertas. Por sectores, el de Servicios acumula el 56,4% de las ofertas, seguido de la Industria, el macro-sector TIC y la construcción, especialmente la edificación residencial y creación de vivienda nueva.

A la hora de contratar, las empresas siguen valorando la experiencia como un “requisito indispensable”, estando la media en 3,39 años trabajados. La edad también es importante, situándose la franja de edad más solicitada entre los 26 y los 30 años. Los menores de 25, faltos de experiencia, y los mayores de 46, penalizados muchos por la falta de adaptación a las nuevas tecnologías, son los más castigados por los responsables de Recursos Humanos.

En cuanto al nivel formativo demandado por las compañías, los más demandados son los universitarios en el 40,5% de las ofertas, sobre todo los de Administración y Dirección de Empresas, Ingeniería Informática e Industrial y Derecho. A pesar de ello la Formación Profesional se “consolida como un factor de futuro”, según Guelbenzu. Un 40,3% de la oferta va dirigida a los titulados de FP, lo que supone un crecimiento de 8 puntos. Las áreas de Administración y Gestión e Informática y Comunicaciones son las más demandadas. Sea como fuere, el inglés es un requisito para el 34,84% de las compañías.

El secretario general de Adecco, Santiago Soler.

Por otro lado, el informe muestra cómo la retribución “cambia mucho por la jerarquía de la compañía”, afirmó el director de Infoempleo. Mientras los directivos ganan una media de 49.924€ brutos anuales, el salario de los empleados es de 19.220€. Por ello y por la “temporalidad que caracteriza nuestro mercado laboral”, Guelbenzu admitió la “precariedad” existente en España. Esta es una de las razones por las que los profesionales españoles aceptan ofertas de trabajo del extranjero, que han aumentado en un 2% hasta suponer un 0,72% del total. El 84% proceden de Europa: Gran Bretaña es el país que más demanda, seguido de Alemania, Holanda y Francia. Los salarios, según Guelbenzu, son “muy superiores”, situándose la media en los 36.000€.

El director de Infoempleo subrayó que el 58,7% de las compañías han visto multiplicados sus “problemas para reclutar”, por la falta de candidatos con una determinada experiencia y/o competencias técnicas. Esto se debe, sostuvo, a la “escasez de titulaciones técnicas”. Uno de los retos del mercado es precisamente que “las formas de trabajar están cambiando por la adaptación a la tecnología”, dijo. En este sentido, Santiago Soler, secretario general de Adecco, especificó que la Revolución 4.0 de ‘lo digital’ ha conllevado “nuevos modos de producción flexibles y descentralizados, nuevas profesiones con nuevos perfiles y nuevas necesidades”. La “desigualdad, el desempleo a largo plazo y la polarización” son los grandes desafíos, sentenció.