Cultura advierte que no debe ser la “caja pagadora” de sus industrias

El ministro de cultura y deporte, José Guirao, este martes en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

Videojuegos en España: un sector con atractivo global pero empresas poco potentes.

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha planteado este martes la necesidad de que cambie la relación de las industrias culturales con la Administración. Unas industrias, que, salvo la del sector editorial, son “muy dependientes del Ministerio”, ha señalado. Guirao ha participado en un desayuno informativo organizado en Madrid por la agencia Europa Press. En él ha repasado algunas medidas previstas y otras puestas ya en marcha desde su llegada al Gobierno.

El titular de la cartera de cultura ha señalado la importancia de que las industrias culturales, con las que “nos jugamos el futuro de la cultura de España”. El ministro ha advertido de que su gabinete “tiene que dejar de ser la caja pagadora, subvencionadora” de la que dependen industrias como el cine o los videojuegos. “Una verdadera industria tiene que tener recursos propios”, ha señalado.

 

Unos recursos que se consiguen “facilitando un ámbito de incentivos fiscales” y con otro “legislativo”, pero simplemente para permitir que dichas industrias “despeguen”. Se trata, en definitiva, de actuar como apoyo a la producción y la distribución cultural, pero no como motor necesario, ha explicado Guirao. El sector de los videojuegos, por ejemplo, está “muy fragmentado” a pesar del potencial de su “gran creatividad“. Sobre el cine, el ministro ha clamado lo “fundamental” que es “abrir otras vías” para “consolidarlo”, aprovechando que España es un “plató natural” y con alta cualificación técnica a nivel mundial.

Sobre la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, Guirao ha subrayado la importancia de “actualizar” la Ley de Patrimonio del año 1985. “Una de las grandes leyes de la democracia”, pero que tras más de 30 años, necesita renovaciones, ha dicho. Una “puesta al día” añadiendo los patrimonios contemporáneos y reforzando la figura de los patrimonios mundiales.

España es el tercer país del mundo en declaraciones de patrimonio mundial con 47, sólo por detrás de China o Italia. También ha reconocido la creciente “fuerza” que está ganando la Ley de Patrimonio Inmaterial (2015) y su aplicación a todo tipo de industrias. Además, ha remarcado la importancia de proteger nuestra “riqueza lingüística” como patrimonio de “unión” y “fruto de una sabiduría colectiva”; no como arma arrojadiza.

Por otro lado, el socialista ha dado un apunte sobre los elementos más destacados del anteproyecto de Ley del Deporte del Gobierno. Una ley que recoge por primera vez al deporte “como un derecho”, conocida su capacidad “vertebradora” e “interclasista” de la sociedad en nuestro país, ha desgranado. Entre las medidas que ha mencionado, Guirao ha hecho hincapié en la “promoción real y efectiva de la igualdad en el deporte”. Regular una maternidad igualitaria, o aumentar la presencia femenina en las directivas (40%) de las Federaciones, son algunas de las líneas a seguir.