El presidente de la CEOE aboga por simplificar en la UE el “caos legislativo”

FECIC Rosell Palace
El presidente de la CEOE, Juan Rosell (2º dcha.) junto los presidentes, honorífico y oficial, de la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC), este miércoles en el Hotel Westin Palace de Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

Las empresas deben hacerse a la idea de que “la mayoría de los problemas que tenemos en todos los países los vamos a resolver a nivel europeo”. Así de claro se ha mostrado el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, durante la primera edición de los Desayunos Empresariales del Sector Cárnico, organizada en el Hotel Westin Palace de Madrid por la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC).

Arreglar cuestiones como la regulación de los impuestos de sociedades o el debate interno español sobre las pensiones, fueron algunos de los problemas que Rosell abordó durante la jornada. Algunos de los cuales debemos apostar por solucionar a nivel europeo. Todo parte de unir a las empresas y tratar de simplificar el “caos legislativo” que tenemos en los diferentes países de la comunidad europea. Para Rosell, hay que apostar por la legislación europea, y “cuanto antes mejor”.

En España esa “orgía legislativa” es especialmente grave a nivel autonómico, donde hemos trasladado más de 2.000 competencias de todo tipo, y donde el 65% de sus recursos se destina a “sanidad, educación y temas sociales”, apuntó Rosell. El presidente de la CEOEE se lamentó de que lo que aportan a las empresas es “poquísimo”. “Hay que poner encima de la mesa las competencias traspasadas y ver si es correcto haberlas cedido”, señaló.

Además, esta desorganización legislativa tan importante ha causado un “mayor gasto general” en la Unión Europea respecto a uno de los competidores globales más importantes: Estados Unidos. Por ello debemos “traspasar el máximo posible de legislación local, autonómica y estatal”. Sobre EEUU Rosell dijo que Obama ha sido el presidente americano “que más trabas ha puesto” al comercio internacional.

Sobre la lucha de aranceles de Trump, dijo que “no conduce a nada”, y que a pesar de esas barreras, en la práctica las empresas establecen muchas excepciones, por lo que “al final afecta al 20%”. Pero “tiene un gran poder marketiniano”, añadió.

FECIC Palace

El presidente de la CEOE hizo un repaso de cómo los gastos y los ingresos del España ha variado desde antes hasta después de la crisis, atendiendo a la recaudación de los grandes impuestos (Sociedades, IRPF, IVA y Especiales) que deberá seguir bajando tras el crecimiento espectacular que se generó hacia 2007. “Estamos recuperando, pero si vamos a las grandes partidas de gastos (pensiones, educación, sanidad…)”, a pesar del descenso durante la crisis, “desde el año 2000 hasta la fecha” el gasto “se ha multiplicado por dos”, desarrolló.

Al tiempo que recordó que lo que sí acusó un grave descenso durante la crisis fue la inversión (pasando del 5% en 2007 a apenas un 1% en 2018), Rosell tocó el tema de las pensiones. Un debate que “ojalá tengamos”, aseguró. Lo que tiene claro es que se trata de “aumentar los ingresos o reducir los gastos”, y no olvida el crecimiento que las pensiones han ido experimentando. Del 1 al 3% de los primeros años antes de la crisis, hasta el 10-13% de los últimos años.

“Claro que estoy de acuerdo en subir las pensiones”, defendió; “no el 1%, el 10%. “Pero de dónde lo sacamos”. Podríamos subir el Impuesto de Sociedades o las Prestaciones Sociales, o los Impuestos Especiales (gasolina, tabaco). Las combinaciones “muy fáciles”, señaló, pero “tenemos que ver dónde llevamos el dinero. Tenemos un millón de personas que cobran pensión por invalidez; me parece un poco fuerte”, resaltó.

“¿Y cuánto nos gastamos en absentismo laboral? Pues unos 200.000 millones cada año”. “Hay casi 920.000 personas que no van a trabajar”, criticó, de los cuales “un tercio no se sabe por qué”. Rosell apostó a que “con rebajar un 15% el absentismo habríamos pagado el millón y medio de pensiones adicionales” que tenemos.

Ante todo, Rosell remarcó que es necesario “seguir haciendo reformas”, porque estamos en la “buena dirección”, y hacer crecer a las empresas para mantener “grandes datos” como el de nuestras exportaciones. Más de 150.000 empresas españolas están exportando, lo que representa un 34% del PIB. Algo que el presidente de la CEOE definió como “espectacular”.

Pero hay que adaptar las reformas a las realidades de cada empresa, y saber que para que una reforma sea efectiva, tiene que “picar” como las heridas cuando se curan. “Si son inocuas no sirven”, apuntó Rosell. Para él, simplificar las leyes a nivel europeo “es más fácil” que a nivel español, porque “nuestros Estados están tiranizados” por administraciones que “no tienen intención de cambiar absolutamente nada”. Sobre todo a nivel autonómico y local. “Hay que convencer a los políticos de que cedan competencias”, resumió Rosell.

Dejar respuesta