Mujeres Avenir reivindica la RSC como una parte vital del ‘ADN’ de las empresas

La especial importancia en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las empresas españolas y francesas ha centrado la conferencia de la Asociación de amistad hispano-francesa Mujeres Avenir, organizada en colaboración con el despacho de abogados Pérez-Llorca. Un encuentro que, bajo el título “Experiencias y desafíos en la aplicación de la Responsabilidad Social Corporativa: especial visión en empresas españolas y francesas”, ha reivindicado la RSC como una parte vital del ‘ADN’ de las empresas en ambos países.

En el acto de inauguración de este encuentro, con la presencia de representantes de unas 100 empresas, profesionales e instituciones, María Luisa de Contes, secretaria general del Grupo Renault, destacó la importancia de programas como Mobilize, que fomenta la movilidad inclusiva, segura, innovadora y amigable con el medioambiente. Este concepto tiene dos grandes campos de acción: la Movilidad, que comprende los ejes Seguridad Vial y el Cuidado del Medioambiente, y la Inclusión, que comprende los ejes Diversidad, Educación y Social Business.

Por otra parte, indicó que la ley 11/2018 de 28 de diciembre de información no financiera obliga a las organizaciones a cuidar y proteger toda la cadena de valor: empleados, proveedores, clientes, comunidad, sector público, otras empresas, organizaciones de la sociedad civil y medio ambiente. María Luisa de Contes mostró su confianza en que del foro surjan “nuevas iniciativas desde todas las empresas para que todos seamos parte de la solución a los problemas del mundo en que vivimos”

En concreto, indicó la importancia de desarrollar una revolución tecnológica responsable 5.0, donde el impacto ha de ser positivo, tanto para la sociedad como para el medioambiente. A ello, ha sumado el apoyo desde Mujeres Avenir a propuestas en esta materia. “Si una empresa realiza actuaciones económicamente viables, socialmente justas y respetuosas con el medio ambiente, estamos hablando de una empresa responsable”, recalcó María Luisa de Contes.

 

Por su parte, Rebeca Ávila, directora de Responsabilidad Social Corporativa para el Sur de Europa de AccorHotels, afirmó que “ahora nos encontramos en la etapa más bonita de la Responsabilidad Social Corporativa de los últimos años. Es cierto que los responsables de RSC trabajamos en un contexto favorable pues según los últimos estudios, un 73% de los consumidores españoles demandan marcas responsables a la hora de adquirir un producto o un servicio”.

“En AccorHotels”, agregó, “estamos comprometidos con la RSC desde hace 25 años, siendo pioneros en el sector hotelero con iniciativas innovadoras como Plant for The Planet-Las toallas plantan árboles, gracias a la cual se reinvierten en proyectos de reforestación los ahorros generados en lavandería por el uso responsable que hacen los clientes de las toallas en nuestros hoteles. Con Planet 21-Acting Here, nuestro programa de RSC, el Grupo trabaja para alcanzar unos objetivos claros para 2020 como reducir un 30% el desperdicio alimenticio en sus hoteles, 100% de los hoteles implicados en una iniciativa solidaria o un 35% de directoras de hoteles por dar algunos ejemplos, añadió Ávila.

En palabras de Marie-Béatriz Alario, Business Development Manager en AIR FRANCE-KLM DELTA en España, “tenemos un claro compromiso con un transporte aéreo más sostenible, trabajando activamente para diseñar el futuro del transporte aéreo, fomentando un mayor uso del Biofuel, reciclando más de ocho toneladas de viejos uniformes de la compañía para poder crear nuevas moquetas para nuestros aviones, o ayudando a reforestar zonas de España con la campaña ‘1 billete, 1 árbol’”.

“En AIR FRANCE-KLM DELTA sabemos que cuando las empresas apoyan la Responsabilidad Social Corporativa todo funciona mejor, como la nueva técnica de lavado de nuestra flota de aviones que nos ha permitido pasar de usar 80.000 litros de agua a poco menos de 200 litros, o un mayor número de tripulaciones donde solo hay mujeres, acciones que nos permiten ayudar a la sociedad y dejar a nuestros hijos un mundo mejor que el que hemos recibido”, expuso.

Por su parte, Patricia Crespo, directora de “EFEminista.com”, en la agencia de noticias EFE, incidió “en la importancia de informar a la sociedad, pero también de pasar a la acción, y tenemos la obligación de contribuir a construir una sociedad más habitable, justa, eficiente y competitiva. Para ello es necesaria la ausencia de discriminaciones, la igualdad de oportunidades, eliminando estereotipos y techos de cristal, donde todas las profesionales de la agencia pueden llegar donde se lo propongan”.

“EFEminista.com da respuesta a un mandato de igualdad que nos marca la ley, damos voz a la mujer, denunciamos malas prácticas, creamos una red donde muchos quieren ayudar a crear una sociedad más justa, también en Latinoamérica, tierra a la que nos une muchos lazos”, concluyó Patricia Crespo.

El acto estuvo moderado por Ana Ribó, socia del área de Arbitraje y Litigación de Pérez-Llorca, incidiendo en las normativas y regulaciones que rigen la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas, que nació como hija de la Globalización de las multinacionales, pero que ha de unir en su desarrollo a las empresas familiares y a las pymes, que representan el mayor porcentaje en el tejido empresarial mundial.

Para esta experta jurista, las empresas han de ser conscientes de los impactos que provocan en la sociedad y trabajar sobre ellos con acciones voluntarias que permitan mejorar la vida de sus empleados, las comunidades y la sociedad en su conjunto.